40 semanas y ahora que?

Cuando el parto se atrasa

Y ahora que?

Se entiende como 40 semanas a un embarazo de término. Sin embargo, este cálculo es un promedio entre las 37 y las 42 semanas en las que pueden nacer los bebés. Por lo que no debemos alarmarnos si ha pasado la fecha que calculó tu médico.

Procedimientos luego de las 40 semanas

Luego de cumplir las 40 semanas, el médico te indicará cada 3 días un monitoreo fetal. Este examen determina el bienestar de tu bebé dentro del útero y controla las contracciones, haciendo una evaluación entre ambas. Si el resultado esta bien, entonces podrás esperar a que el trabajo de parto se desencadene de manera natural. Pero si te estas acercando a la semana 42, lo más probable es que tu médico opte por realizar una inducción del trabajo de parto.

Que riesgos hay?

Algunas veces, los bebés no están listos para salir y no existe ningún riesgo. En otras oportunidades,  hay mujeres que no se han percatado que estaban embarazadas y puede ocurrir que la fecha de la última regla sea poco exacta, por lo que el parto podría retrasarse. Pero en situaciones en que tenemos un embarazo controlado y conocemos exactamente nuestra fecha de parto, existen algunos riesgos:


  • Que el bebé aumente mucho de peso y que se dificulte el parto normal producto de una desproporción entre la cabeza y la pelvis, es decir, que el tamaño de la cabecita del bebé sea mas grande que el diametro de la pelvis materna.
  • Que la placenta disminuya su aporte de nutrientes y oxígeno adecuados, producto del envejecimiento.
  • Que el bebé tenga meconio dentro del útero. Esto se produce cuando se encuentran en situación de estrés (producto de lo señalado en el punto anterior). Por lo que el bebé deberá nacer por cesárea y con el riesgo de que aspire sus deposiciones al nacer.
  • Que el líquido amniótico disminuya. En este caso, el cordón umbilical podría comprimirse con los movimientos, las contracciones o el cuerpo del bebé, lo que provocaría un menor traspaso de oxígeno y nutrientes de la madre al feto.

Además de los controles que te realizará el Obstetra, es importante que sepas que en tu casa, también puedes determinar si tu bebé esta bien. Para ello, puedes controlar los movimientos de tu bebé siempre una hora después de comer. En condiciones normales tu bebé debiera moverse siempre al pasar 60 minutos. En el caso que no lo haga, debes llamar a tu Matrona o Médico tratante para informarle y seguir las indicaciones de tu equipo médico.

María Jesús Farizo G.

Matrona y Founder de Babymed.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.