Técnica de Cepillado de tus Dientes

El Doctor Mario Díaz Bustamante (@mariodiazb), cirujano dentista egresado de la Universidad de Chile, nos cuenta de cómo, cuando y con qué se debe realizar una buena técnica de cepillado.

¿Cuántas veces al día debemos lavar nuestros dientes para prevenir caries y placa bacteriana?

Debido a que en nuestra boca, y específicamente en nuestros dientes, la placa bacteriana está en constante formación  y que además existe el proceso de desmineralización-remineralización ( ‘sacar-reponer Ca’) del esmalte, dando origen a la caries, debemos cepillarlos idealmente después de cualquier cosa que comamos; pero como es difícil que esto suceda, por lo menos que se haga después de las 3 o 4 comidas principales del día.

¿Cuánto tiempo debe durar el cepillado?

Se recomiendan mínimo dos minutos de cepillado, pero el tiempo no es lo importante sino la calidad del cepillado. No sacamos nada con lavar nuestros dientes durante 5 minutos si no estamos removiendo y desorganizando la placa bacteriana. El tiempo que utilices en tu cepillado que sea efectivo.

tecnica-cepillado-dientes

¿Qué tipo de cepillo es el más recomendado para una buena higiene bucal?

Debido a la gran variedad de formas, tamaños y modelos de cepillos dentales existentes en el mercado, a veces resulta difícil decidir qué tipo de cepillo dental escoger. La mayoría de los dentistas coinciden en que los cepillos ideales son los de textura mediana (personalmente me gustan los suaves) para remover la placa y restos de alimentos. Además deben tener cabeza pequeña para llegar a todas las áreas de la boca.

Respecto al tipo de mango del cepillo (anti-deslizante o de cuello flexible), forma de la cabeza (cónica o rectangular) y modelo de las cerdas (onduladas, planas, etc.) elíjalo según su comodidad y la recomendación del dentista (yo los prefiero tradicionales, es decir, cabeza pequeña, cuadrada y mango recto). El mejor cepillo dental es el que se ajusta a tu boca y te permite llegar fácilmente a todos los dientes.

Hay personas que prefieren utilizar un cepillo dental eléctrico. El cepillo eléctrico puede limpiar mejor los dientes, especialmente en el caso de personas que tienen dificultades para realizar un buen cepillado o que padecen alguna limitación en su destreza manual.

 ¿Cada cuanto tiempo debemos cambiar el cepillo?

En general, debemos cambiar el cepillo cuando las cerdas estén gastadas o desordenadas ( cepillo chascón), o bien cada tres meses. Hoy existen cepillos con cerdas indicadoras, que facilitan la decisión.

¿Qué beneficios tienen los cepillos eléctricos versus cepillos normales?

Para muchos dentistas los dos tipos de cepillo de dientes son igualmente efectivos para limpiar tus dientes, remover los residuos de la comida y evitar que se forme la placa bacteriana. Incluso se han realizado varios estudios comparando los cepillos eléctricos con los manuales y hasta el momento no se ha podido encontrar una diferencia significativa en la limpieza de los dientes o la prevención de las enfermedades de las encías.
Aún así, presentan ciertos beneficios que hacen que la gente los prefiera. Por ejemplo…

Algunos cepillos vienen con una cabeza rotatoria la cual, según algunos estudios, ayuda a limpiar mejor la placa bacteriana que se va formando sobre los dientes.
Si eres de las personas que acostumbra cepillarse los dientes con mucha fuerza lastimando tus encías, el cepillo eléctrico puede servirte para cumplir con la limpieza oral diaria reduciendo la presión sobre tus encías.

Algunos cepillos vienen con un temporizador que te indica el tiempo que debe durar tu rutina de cepillado: 2 minutos.
Son una solución ideal para las personas que tienen dificultad motora, a quienes se les dificulta levantar el brazo durante dos minutos para cepillarse adecuadamente los dientes.
A muchos padres les ha ayudado para convencer a sus hijos de que se cepillen los dientes, pues los niños creen que los cepillos eléctricos son divertidos.
Las razones para elegir uno u otro no faltan, pero la decisión final es tuya dependiendo de tus preferencias.

cepillo-electrico-sonicare-philips

¿Es obligatorio el uso de hilo dental y enjuagues para una correcta higiene bucal?

No es una obligación, pero sí estos elementos ayudan para tener una mejor higiene dental, disminuyendo la acumulación de placa y formación de caries. La seda dental es fundamental  entre los dientes. Si los puedes usar y tienes el hábito, fantástico.

Es necesaria la limpieza de lengua y boca como se anuncia en varios comerciales de televisión? ¿Cómo se debe realizar? 

En la lengua se acumulan diariamente una gran cantidad de bacterias que pueden ocasionar problemas de salud oral y de mal aliento.
La limpieza de la lengua debe ser una tarea rutinaria que deberíamos hacer todos los días al menos una vez. El momento ideal es el del cepillado de dientes, en el que aprovecharemos también para limpiarla.
Existen unos aparatos especiales para limpiar la lengua, llamados limpiadores linguales o raspadores, además de cepillos de dientes en los que una de las caras es un limpiador lingual (el cepillo de dientes tradicional también puede usarse, aunque son menos efectivos)
La manera de limpiarla, ya sea con el limpiador o el cepillo, es desde la zona más posterior hacia la punta y de borde a borde, incluyéndolos, sin ejercer una presión excesiva.

¿Qué movimientos se deben incorporar en el cepillado? ¿Son los mismos movimientos para cepillos eléctricos? 

Existen distintas técnicas de cepillado, y enseñar alguna de ellas va en directa relación a la motricidad, la edad y motivación, entre otras cosas, del paciente. Además del gusto personal del dentista. En mi caso, más que una técnica específica siempre incluyo movimientos circulares y de barrido por cada grupo dentario cepillado, con las cerdas dirigidas hacia el cuello de los dientes (en 45 grados mas o menos). Con estos movimientos vamos a desorganizar la placa (circulares) y a eliminarla de la superficie dentaria (barrido). Siempre siguiendo un orden para que no queden zonas sin limpiar, esto es, por ejemplo, empezar cepillándonos en el maxilar superior derecho desde el último molar hacia la izquierda, haciendo varios movimientos circulares (4 a 5) y después de barrido; luego corremos el cepillo el largo de la cabeza del mismo y repetimos el proceso; y así hasta llegar al último molar del lado opuesto. Después se repite lo mismo por el lado del paladar y luego en la mandíbula (Si existe sensibilidad dentaria, el cepillo se posiciona perpendicular al diente o en 45 grados hacia la cara que muerde).
Al final limpiamos las caras oclusales de los dientes (con las que mordemos), desde atrás hacia adelante, al igual que la lengua.

En cuanto a los cepillos eléctricos, si son de cabeza redonda se debe limpiar diente por diente, siguiendo también un orden. Y si tienen cabeza rectangular hacerlo por grupos de dientes, siempre en forma ordenada. Se debe posicionar el cepillo sin ejercer mucha presión sobre el o los dientes, con una ligera inclinación hacia las encías y dejarlo que actúe unos segundos para luego seguir con el o los vecinos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Menu Title