Estreñimiento : Revisa estos Consejos

Lo primero que se debe aclarar es que el estreñimiento es un síntoma, no una enfermedad, por lo que tiene diferentes causas. Es más frecuente en mujeres que en hombres y aumenta con la edad. Una persona sufre de estreñimiento, cuando no logra ir al baño más de tres veces por semana y las veces que logran ir, es con esfuerzo.
Si esta condición dura más de tres meses continuos, se puede hablar de estreñimiento, en cambio cuando el problema es puntual y generalmente agudo, pero no pasa de un par de días, hablamos de estreñimiento ocasional. No existen parámetros concretos que determinen la “frecuencia normal” para ir al baño, es absolutamente individual y depende del sexo, edad, personalidad y cultura; además, no son constantes.
estreñimiento 1

Una persona que sufre de estreñimiento cumple con las siguientes características o factores:

  • Come fuera de casa con frecuencia, y lo hace demasiado deprisa.
  • Bebe menos de 4 vasos de agua al día
  • Apenas come legumbres o frutas
  • Hace poco ejercicio físico diario, es muy sedentario, ni practica ningún tipo de deporte.
  • No suele ir al baño en cualquier parte, por lo que reprime las ganas y muchas veces lo olida a la hora de volver su casa y pueden pasar días sin que logre ir al baño.
  • Toma fármacos antihipertensivos como diuréticos, ansiolíticos o antidepresivos.
  • Puede tener obesidad o sobrepeso, que limitan la capacidad de movimiento y de hacer esfuerzos. La obesidad favorece el enlentecimiento de la motilidad colónica y dificultan el vaciado rectal, por lo que aumentan el riesgo del estreñimiento y las hemorroides.
  • Personas enfermas crónicas o que padecen enfermedades graves (sobre todo diabetes, hipotiroidismo, enfermedades psiquiátricas, neurológicas, cardiacas, respiratorias u oncológicas).

Estreñimiento Secundario

También existe el llamado estreñimiento secundario, este se da cuando existe una causa puntual que provoca el estreñimiento:

  • Toma crónica de fármacos: antiinflamatorios, antitusivos, antiácidos derivados de sales de calcio o aluminio, bismuto, sucralfato, ansiolíticos, sedantes o hipnóticos, antidepresivos tricíclicos, relajantes musculares, antiparkinsonianos, antiepilépticos, antihistamínicos,espasmolíticos, hipolipemiantes, antiarrítmicos, antihipertensivos, diuréticos, algunos citostáticos, analgésicos opiáceos, medios de contraste radiológico como el sulfato de bario, etc
  • Enfermedades generales: anorexia nerviosa, diabetes mellitus, hipotiroidismo, hiperparatiroidismo, insuficiencia cardiaca, insuficiencia renal crónica, porfiria, envenenamiento por metales pesados (trabajadores de las fábricas de cerámica), deshidratación, amiloidosis colagenosis, miastenia gravis, accidente cerebrovascular, enfermedad de Parkinson, esclerosis múltiple, paraplejia postraumática, etc.
  • Vida sedentaria: inmovilidad, encamamiento, debilidad muscular, delgadez extrema.
  • Enfermedades del aparato digestivo: síndrome de intestino irritable tipo estreñimiento, diverticulosis de colon, cáncer de colon o recto, estenosis colónica benigna, colitis isquémica crónica, fisura o absceso perianal, hemorroides externas, descenso perineal (multiparas), síndrome del elevador del ano, incapacidad para evacuar el recto o disinergia del suelo pélvico.

Estreñimiento : Revisa estos Consejos

Para el tratamiento del estreñimiento habitual no hay una solución rápida, ni tratamientos milagro, las soluciones son a largo plazo e individualizada; pero una vez conseguida, las normas deben ser para toda la vida.
  • Evita resistir el deseo de ir al baño.
  • Come temprano, y evita las comidas luego de las 9 o 10 de la noche, porque se retrasa el vaciamiento del estómago, lo que causa dispepsia y reflujo, y enlentece el tránsito intestinal (de por sí más lento durante la noche).
  • Come fibra a diario en formas variadas: cereales integrales (ricos en salvado de trigo), verduras, hortalizas, legumbres crudas o cocidas, purés, sopas, leguminosas y frutas variadas como postre.
  • Evita comer grasas animales, como mantequillas y margarinas. La grasa más saludable es el aceite de oliva en crudo si es virgen extra tiene además antioxidantes, y si tiene una acidez inferior a 0.5 evita tener acidez de estómago.
  • Las carnes y pescados deben hacerse preferiblemente a la plancha o hervidos con unas gotas de limón.
  • Aumentar el consumo de líquidos: agua, bebidas poco o nada calóricas y jugos sin azúcar. Recomendándose una ingesta entre litro y medio y dos litros y medio al día.
  • Beber, no  engullir los líquidos, porque causa aerofagia. Masticar bien y disfrutar con la comida, tomándose su tiempo (20-25 minutos). No hablar deprisa, ni gritar, evitar las risotadas porque causan también aerofagia, lo que producirá dolor abdominal, hinchazón, eructos y flatulencias.
  • Los pepinillos, la coliflor, la zanahoria y las cebollitas en vinagre, son un aporte de fibra y contienen lactobacillus plantarum, que ayuda a modular el tránsito intestinal.
  • Reducir el consumo de carnes, platos procesados y embutidos, por su cantidad de sal y conservantes, a un máximo de tres veces por semana, así como de alimentos refinados, empanadillas, chocolate, compotas, tortas, dulces y pasteles; suprimir estos últimos si hay sobrepeso.
  • Tomar bifidobacterias o bacterias ácido lácticas (las encuentras en el yogur por ejemplo) porque mejoran el bienestar digestivo y el hábito intestinal.
  • No fumar, al contrario de lo que la gente cree, dejar de fumar mejora el hábito intestinal.
  • Reducir drásticamente (o evitar) el consumo diario de alcohol destilado y cerveza; un vasito de 150 ml de vino en la comida, como máximo.
  • Hacer ejercicio moderado pero diario, como caminar o subir escaleras.
  • Adoptar un horario definido para ir al baño.

dolores menstruales

En el caso de que estas medidas no sean suficientemente satisfactorias, la recomendación es visitar a tu doctor, ya que se puede recurrir a ciertas medicaciones, comenzando con laxantes, combinaciones de los mismos y –si no fuera suficiente– recurrir a farmácos como los procinéticos, que el médico prescribirá luego de examinarte.

Nunca se debe optar por la automedicación, ni por las recomendaciones de amigos o conocidos.

Fuente: http://www.nutrinfo.com/archivos/ebooks/guia_estrenimiento.pdf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Menu Title