Tarta de manzana sin azúcar

Hace unos días me escribieron pidiendo más recetas light pero de cosas dulces. En general cuando estás a dieta y luego de «portarte bien» durante todo el día, de pronto en la noche te viene un antojo descontrolado de  comer cosas dulces. Pasa muchísimo y hace que tires por la borda todo tu esfuerzo. De a poco iré dando ideas de recetas para controlar estos antojos. Recuerda que si bien, estas recetas son más livianas que comerte una barra de chocolate entera, igual tiene bastantes calorías, por lo que debes moderar las porciones. Hoy los invito a cocinar una tarta de manzana sin azúcar:

tarta de manzana sin azucar

Tarta de manzana sin azúcar

Ingredientes Tarta de manzana sin azúcar:

  • 1 lámina de hojaldre o lámina de masa quebrada (base para tarta)
  • 2 manzanas rojas
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 3 sobres de sacarina, edulcorante o stevia.
  • Jugo de 1 limón.
  • 3 cucharadas de mermelada de frambuesa sin azúcar (puedes cambiarla por el sabor que te guste.

Preparación de la Tarta de manzana sin azúcar:

Primero debes recalentar el horno a 220ºC. Luego partimos con las manzanas, debes pelarlas (algunos las prefieren con cáscara) y quitarles el corazón o pepas. Podemos cortarlas a nuestro gusto, en cuadritos chiquititos o en cuartos (se ve más linda en la presentación).

Pelamos y quitamos el corazón a las manzanas, las cortamos por la mitad o a cuartos. Vertemos el zumo del limón en un bol y lo llenamos hasta arriba de agua fría. Sumergimos las mitades de manzana en el agua con limón, y reservamos (así evitaremos que se pongan café).

Ponemos la lámina de masa hojaldre sobre la bandeja del horno y pinchamos la parte central con un tenedor. Puedes pintar los bordes con huevo batido para que adquiera un color más dorado.

Sacamos las manzanas del agua y las secamos, sacudiéndolas. Comenzamos a rellenar con las láminas de manzana hasta que quede toda la masa cubierta. Hay quienes les gusta poner la mermelada entre las capas, a mi me gusta ponerla al final.

Calentamos la mantequilla en una olla pequeña junto a la cucharada restante de edulcorante y dejamos que reduzca un poco, a fuego lento y revolviendo. Cuando la mezcla esté más espesa (se demora alrededor de cuatro minutos), lo viertes sobre la tarta.

Metes la tarta al horno durante 20 a 25 minutos aproximadamente, dependiendo de la potencia del mismo. Apágalo cuando veas que la masa y las manzanas están doradas.

Mezcla la mermelada con un poco de agua y espárcela sobre la superficie de la tarta. Puedes decorarla con otras frutas de colores como frutillas, arándanos o kiwi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.