La diferencia entre Prebióticos y Probióticos

probioticos y prebioticos
Hemos escuchado en cientos de comerciales y publicidad en general, de los famosos prebióticos y probióticos. Hasta hace un tiempo creí que eran exactamente lo mismo y que muchas veces estaba mal escrito, no es así. ¿Sabes en que se diferencian, para que sirve cada uno y en que alimentos puedes encontrarlos? Estos suplementos se utilizan principalmente para recuperar la flora bacteriana intestinal y mejorar la digestión. Los alimentos prebióticos y probióticos forman parte de los llamados «alimentos funcionales» y se clasifican en:
  1. Prebióticos
  2. Probióticos
  3. Simbióticos
1. Prebióticos
Los prebióticos son tipos de fibras, no digeribles. Son sustancias que “alimentan” a los probióticos del sistema digestivo, para que puedan desarrollarse y actuar las bacterias que viven en el organismo formando la microflora. Cuando llegan a nuestro intestino, son utilizados selectivamente por algunas bacterias, que al nutrirse de ellas producen efectos protectores en el organismo. En otras palabras, son compuestos de origen vegetal, que no puede ser absorbida por nuestro cuerpo, ni desdoblada por las enzimas digestivas, pero si es fermentada por algunas bacterias presentes en el colon, las cuales otorgan beneficios a nuestra salud:
  • Estimulan el crecimiento y diferenciación de las células de la mucosa colónica, aportándoles la energía que necesitan
  • Inhiben el crecimiento de las células tumorales.
  • Modulan positivamente la fisiología del sistema gastrointestinal, aumentando el peso de las heces y la frecuencia de evacuación intestinal.

Los alimentos con prebióticos son los siguientes:

  • Alcachofas, achicoria y plátano: contienen inulina, un prebiótico natural.
  • Legumbres y papas: poseen rafinosa y estaquiosa.
  • Ajo, cebolla y puerro: poseen derivados de inulina y fructooligosacáridos
  • Trigo, avena y cebada: poseen inulina.
  • Espárrago: posee fructooligosacáridos

2. Probióticos 

A diferencia de los prebióticos, los probióticos son microorganismos vivos que, al ser agregados como suplemento en la dieta, afectan en forma beneficiosa al desarrollo de la flora microbiana en el intestino. Son bacterias que tienen efectos beneficiosos sobre el sistema inmune y la función del intestino, como estimular funciones protectoras del sistema digestivo para prevenir infecciones. Los probióticos tiene la capacidad de combatir estados patológicos como diarreas, infecciones del sistema urinario, desórdenes inmunológicos, intolerancia a la lactosa, hipercolesterolemia, algunos tipos de cáncer y las alergias alimentarias.

Algunos alimentos probióticos:

  • El yogurt es considerado un alimento probiótico. Contiene microorganismos vivos, una parte de ellos permanece en el sistema intestinal e interactúan con la flora bacteriana.
  • La leche de cabra y queso son particularmente altos en probióticos como thermophillus, bifudus, bulgaricus y Lactobacillus acidophilus.
  • El chucrut, hecho de coliflor fermentada, es rico en cultivos vivos y sanos.
  • Chocolate Negro
  • Tempeh es un grano fermentado, rico en probióticos hecho con granos de soja.
  • Microalgas tales como la espirulina, chorella, y las algas azules y verdes. Estos alimentos probióticos han demostrado un aumento en la cantidad de Lactobacillus y bifidobacterias en el tracto digestivo.
  • Sopa miso: seguramente la viste en alguna carta de algún sushi, es hecha de centeno fermentado, frijoles, arroz o cebada, añadiendo una cucharada de miso con un poco de agua caliente hace una sopa excelente y rápida, rico en probióticos.
  • Pepinillos en vinagre son una rica fuente de probióticos.

3. Simbióticos

Los simbióticos son producto de la combinación de prebióticos con probióticos, la cual beneficia al huésped mediante el aumento de la sobrevivencia e implantación de los microorganismos vivos de los suplementos dietéticos en el sistema gastrointestinal. Aún está poco estudiada esta combinación, que podría aumentar la supervivencia de las bacterias en su fase de tránsito intestinal y por tanto, aumentaría su potencialidad para desarrollar su función en el colon.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.