Pastillas para adelgazar

pastillas para adelgazar

Se nos viene el verano y con el calor, comienza la locura por perder peso, para llegar al esperado «verano sin polera» o «sin pareo». Bajar de peso rápidamente y con poco esfuerzo es el objetivo principal, es por esto que, las dietas milagrosas y las pastillas para adelgazar, son tan apetecidos. Aunque la recomendación siempre será la misma: mantener durante todo el año una dieta balanceada, hacer ejercicio y seguir un régimen bajo supervisión médica, sobre todo al tomar medicamentos. Hoy hablaremos de las pastillas para bajar de peso, los tipos que existen, sus contraindicaciones y los peligros de auto medicarse.

Conseguir alguna «ayudita» para reducir tallas, hoy en día es muy fácil, no se necesitan recetas médicas, muchas veces están disfrazados en el mercado como «suplementos alimentarios» y lo que es peor, se pueden comprar en internet sin restricción alguna. Dentro de la oferta, existen pastillas que prometen reducir el porcentaje de grasa, tener propiedades diuréticas para eliminar líquido, quitar el hambre, ayudarte a ir al baño, y otros milagros adelgazantes. Se venden todo tipo de productos milagrosos en miles de páginas webs sin ningún tipo de control sanitario ni control médico, y lo que es peor, muchos de estos productos pueden causar graves problemas a la salud cardiovascular, renal o endocrino.

Varias de estas «milagrosas» pastillas para adelgazar y dietas extremas, además de tener efectos colaterales, muchas veces hacen que pierdas masa muscular en vez de perder grasa, y cómo el músculo pesa más que la grasa, tu pesa te engaña marcando menos kilos. También debes considerar que cuando te automedicas, corres el riego de tener efectos adversos de los medicamentos, interacción con otros fármacos o puedes agravar una enfermedad existente.

Según cada persona, sus condiciones de salud y otros medicamentos que consuma, muchas de esas pastillas para bajar de peso pueden provocar síntomas como: sequedad en la boca, problemas estomacales y/o intestinales, nerviosismo, insomnio, subir la presión arterial, fatiga o hiperactividad, mareos, arritmias cardíacas, dolor de cabeza, problemas cardíacos, adormecimientos de las extremidades, transpiración excesiva, irregularidades menstruales, caída del pelo, visión borrosa, cambios en el deseo sexual, problemas urinarios, fiebre, etc.

Lo ideal al seguir un programa de baja de peso es que esté supervisado por un doctor capacitado (el cuál decidirá si es necesario recurrir o no a ciertos fármacos), realizar ejercicios (ojalá tres veces por semana), y no bajar más de un kilo por semana. Siempre desconfía de los productos que prometan perder peso rápidamente y sin esfuerzo, lamentablemente las píldoras mágicas no existen y sólo conseguirás perder peso en tu billetera. Tampoco quiero decir que todos los productos que ayudan a perder peso son malos, hay algunos que si te pueden ayudar en el proceso, siempre que sean acompañados por una dieta y ejercicio, pero no lograrás el objetivo sólo tomándolos.

Las diferentes ofertas del mercado en pastillas para adelgazar, se pueden clasificar en:

  • Productos con propiedades diuréticas y laxantes: Se encuentran en formato de pastillas, infusiones, granos, etc. Ayudan con problemas de estreñimiento y a eliminar retención de líquidos, pero no eliminan grasas (como prometen algunas marcas).
  • Productos naturales y a base de hierbas: No por ser naturales, son inocuos para nuestro organismo, recordemos el caso de la famosa Nuez de la India. Al ser clasificados como productos naturales, muchas veces no se regula su composición y publicidad engañosa. Ojo que muchos de estos «productos naturales» para adelgazar suelen contener mucha cafeína.
  • Productos que disminuyen la absorción de grasas: pretenden impedir o disminuir la absorción de grasas en el organismo, concretamente en el intestino. Hay productos naturales que prometen cumplir dicho objetivo, sin embargo, el único que ha demostrado tener estos efectos es Orlistat (con receta médica). Este medicamento es para tratar obesidad, no para perder unos cuantos kilos ya que tiene muchos efectos secundarios. Actúa bloqueando la absorción de grasas.
  • Productos que quitan el hambre: Son generalmente a base de fibra, la cuál se expande en tu estómago otorgando sensación de saciedad. Se toman antes de cada comida. ¿Pero para que tomar una cápsula si hay excelentes fuentes de fibra en los alimentos?
  • Productos que te hacen gastar más energía: A todos los entrenadores y nutricionistas que les he preguntado, siempre me dicen lo mismo, estas pastillas no sirven de nada si no haces ejercicio. Estos productos pretenden acelerar la actividad metabólica para quemar más calorías al hacer una actividad física.
  • Productos que suprimen el apetito: Remedios como la Sibutramina (con receta médica) que estimulan el sistema nervioso simpático. Un dato no menor:  La FDA recibió notificación de 49 casos de muerte relacionados con sibutramina entre Febrero de 1998 y Marzo de 2003.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.