Muffins con Chía y Durazno

Estos quequitos o muffins con chía y durazno, además de quedar deliciosos son un gran aporte en fibra y proporcionan energía saludable. Receta ideal para recibir a tus invitados o para colaciones del colegio de tus hijos. Además son muy fáciles y rápidos de preparar!

Si quieres ver más recetas de Muffins revisa AQUÍ

muffins de chia y durazno 2

Muffins con Chía , Avena y Durazno

Ingredientes para 12 porciones:

  • 2 tazas de avena multisemillas (o la que tengas)
  • 4 claras de huevo
  • 3 duraznos pequeños
  • 1 cucharada de polvos de hornear
  • 1 cucharada de esencia de vainilla
  • 1/2 taza de Chía
  • 2 yougurt natural o con sabor

muffins de chia y durazno

Preparación muffins de avena, chia y durazno:

1. Mezclar la avena con los polvos de hornear y la Chia
2. Agregar claras de huevo y revolver
3. Agregar los dos yougurt mas la cucharada de esencia de vainilla y el durazno rallado
4. Agregar un chorrito de stevia o el endulzante que más te guste.
5. Mezclar todo y poner al horno precalentado por veinte minutos a 250 grados

Semilas de Chía y sus Beneficios

  • La semilla de Chía tiene propiedades hidrofílicas, teniendo la habilidad de absorber más de 12 veces su peso en agua, por lo que prolonga la hidratación.
  • Contiene fibra soluble, que al contacto con el agua genera un gel que crea una barrera física entre los carbohidratos y las enzimas digestivas que los disuelven, de manera tal que disminuye la conversión de carbohidratos en azúcar.
  • Al prolongar la conversión de azúcar, estabiliza los cambios metabólicos, disminuye los cambios de altos y bajos, creando así una mayor duración en sus efectos de generación de energía.
  • Permite el crecimiento y la regeneración de tejidos durante el embarazo y lactancia.
  • Mejora la salud cardiovascular
  • Facilita la digestión
  • Mejora la movilidad y funcionamiento de las articulaciones
  • Se digiere y absorbe muy fácilmente.
  • Rica en omega 3 por lo que ayuda a reducir el colesterol malo y los triglicéridos.
  • Otorga sensación de saciedad, ya que es capaz de absorber varias veces su peso en agua, ayudando a controlar el apetito.
  • Ayuda a regular la coagulación de la sangre, células de la piel, membranas, mucosas y nervios, favoreciendo la regeneración de los tejidos

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.