DIY: Muebles con Pintura Estampada

Tenía tirado por ahí un mueble metálico tipo “lockers” y no sabía que hacer con el. Decidí reciclarlo para guardar el detergente y los productos de limpieza. ¿Cómo pintarlo? Las frutas pueden ser una excelente solución si no tienes a mano pinceles u otros utensilios en tu casa. Al principio pensé en usar una manzana, pero luego me decidí por el estampado con limón. Igual les dejo una foto de la manzana por si alguno(a) se anima.

¿Qué necesitas para trabajar muebles con pintura estampada?

  • Un mueble para pintar
  • Pintura de dos colores diferentes (Yo usé latex, pero se puede usar cualquiera)
  • Una esponja para lavar loza, una brocha o un pincel (cualquiera de las tres te sirve)
  • Un limón, naranja o una manzana (las hojas o flores también quedan lindas).
  • Ojalá unos guantes de goma para que no te ensucies las manos y diario o bolsas para que no ensucies tu piso.

Como no tenía pincel ni brocha, usé una esponja para lavar platos. Pinté todo el mueble de negro.

Sin necesidad de esperar que la pintura seque, comencé con el estampado. Partí un limón en dos y empecé a estamparlo en el mueble.

Intenta estampar el limón sin demasiada pintura, usa un papel de diario para eliminar el exceso. Verás que con muy poca cantidad logras un efecto aún mas lindo. Si quieres lograr el efecto de distintas tonalidades, debes estampar el limón con casi nada de pintura y retirarlo de inmediato, y otras veces dejarlo presionado contra el mueble por unos segundos con un poco mas de pintura.

Así quedó mi mueble terminado:

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Menu Title