Cómo Mantener el Bronceado de la piel

como mantener el bronceado de la piel

Para mantener el bronceado de la piel, prolongando un color dorado y parejo, se deben tomar en cuenta una serie de medidas antes, durante y luego la exposición solar. La primera y más importante es evitar quemar la piel, sino que broncearla. Para lograrlo debes evitar tomar sol en los horarios en los que está más fuerte y usar la protección adecuada.

Cuando te expones al sol, la piel se auto protege de la radiación solar produciendo diferentes cambios:

  • Aumenta la producción del pigmento melanina (lo que genera el color bronceado)
  • Modificaciones celulares que se corrigen luego de un par de días
  • Aumenta el espesor de la capa más superficial
  • Fuerte deshidratación
  • Producción de colágeno de mala calidad

¿Cómo Mantener el Bronceado de la piel?

1. Preparar la piel para el bronceado

El color que otorga a la piel la exposición a los rayos UV, es gracias a una sustancia llamada melanina. Cuando eliminamos las células muertas en el proceso de renovación celular (proceso que dura aproximadamente 21 días), se van con ellas dicho pigmento y por ende nuestro color. Es por esto que una exfoliación de cuerpo, antes de tomar sol, hará que tu bronceado sea más parejo y duradero. No se recomienda la exfoliación el mismo día que te expongas al sol, debes hacerla con al menos un par de días de anticipación.

2. Alimentos que prolongarán tu bronceado

Existen muchos alimentos que contienen carotenos, antioxidantes y anti radicales libres que te ayudarán no sólo a proteger la piel de los daños provocados por los radicales libres, sino también a prolongar tu bronceado:

  • Vitamina A: Previene el cáncer de piel, favorece la cicatrización y la regeneración celular de la piel. La podemos encontrar en todos los tejidos animales en forma de retinol.
  • Vitamina C: Previene el envejecimiento cutáneo. Se encuentra principalmente en frutas y verduras y en grandes cantidades en kiwis, cítricos (naranjas, limones y pomelos), espinacas, diferentes tipos de coliflor, tomates, etc.
  • Vitamina E: Previene el envejecimiento celular mejorando la tolerancia de la piel al sol. Desempeña un papel anti-envejecimiento completo y actúa en sinergia con el selenio y la vitamina C para prevenir la degradación de los ácidos grasos esenciales. Se encuentra en nueces, germen de cereales, verduras, yema de huevo y mantequilla.
  • Selenio: Es un oligoelemento que se encuentra en carnes, mariscos, verduras, queso y todos los alimentos ricos en proteínas. Protege la piel de las quemaduras solares, promueve el bronceado y protege a la piel de la acción de los radicales libres. Se debe consumir al menos 200 gramos de verduras al día para que su acción sea eficaz.
  • Beta-caroteno: Los carotenos son los pigmentos naturales presentes en frutas y verduras de piel verde, amarilla o naranja (zanahorias, pomelo, espinacas, betarragas por ejemplo).  La ingesta de caroteno aumenta un 29 % la síntesis de melanina, protege de los radicales libres, estimulan la inmunidad y contribuyen a la regeneración celular.

 

3. Evitar productos que sean fotosensibles y que produzcan manchas

Existen muchos medicamentos que son fotosensibles (aumentan la sensibilidad de la piel al sol y pueden producir diferentes reacciones) Revisa es listado de medicamentos fotosensisibles. Debes saber que muchos productos cosméticos también pueden reaccionar con los rayos UV, produciendo reacciones indeseables en la piel. Los perfumes son un claro ejemplo, o las cremas con efecto peeling.

4. Debes broncearte, no quemarte

Para esto, es necesario evitar tomar el sol entre las 12h y las 16 h. La protección solar es indispensable sobre todo en pieles blancas y sensibles que corren un mayor riesgo. Cuando parte el verano, debes preocuparte mucho de las primeras exposiciones solares, ya que cuando estamos muy blancos, nuestra piel se encuentra desprotegida. Una vez que la piel comienza a adquirir color, está más protegida por la acción de la melanina y el engrosamiento cutáneo. El color se debe adquirir de manera progresiva para que sea duradero y evitemos las quemaduras y posteriores peladas.

5. Evita agentes exfoliantes cuando estés bronceado(a)

Es lo mismo que te expliqué en el punto 1, si exfolias la piel, eliminarás las células que contienen la melanina (pigmento de la piel), y con ellas tu bronceado.  Evita las cremas con efecto peeling y todo tipo de exfoliación si quieres que tu bronceado sea duradero.

6. Luego de la exposición solar: After sun y autobronceantes

Los productos after sun nutren la piel tras las exposiciones solares y ayudan a mantener el color durante más tiempo. Los autobronceantes te ayudarán a mantener el tono de tu piel si lo vas perdiendo. Actualmente, estos productos han mejorado muchísimo y sus resultados son uniformes y naturales. Para saber cómo usar estos productos correctamente, te invito a leer el post sobre el uso de autobronceantes. Un factor que debes tener en cuenta, es que cuando tu piel está bronceada, se engruesa y fabrica melanina, quedando más protegida para una próxima exposición, cosa que no pasa cuando adquieres el color de un autobronceante.

7. Hidratación

Lo mejor que puedes hacer para mantener tu bronceado es hidratarte. Si usas cremas hidratantes a diario, no solo mantienes tu piel flexible y nutrida, sino que consigues un bronceado más bonito y más duradero. Además, la exposición solar provoca en la piel sequedad, tirantez y escozor, que se combaten con hidratación. Busca productos que contengan vitamina E, vitamina C, minerales, antioxidantes, oligoelementos y ácidos grasos esenciales, para mantener tu piel hidratada y protegida de la acción de radicales libres.

8. Tomar mucha agua

Debes tomar al menos dos litro de agua para hidratar la piel desde el interior, además mejorarás la elasticidad de la dermis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.