Depilación: Láser o Luz pulsada?

depilacion laser o ipl

 

Muchas veces me han preguntado lo mismo, láser o luz pulsada, qué es mejor? Hoy hablaremos de los diferentes métodos de depilación prolongada, sus diferencias y cómo podemos elegir el adecuado para nuestro tipo de piel y tipo de vello:

Lo primero que debo aclarar, antes de realizar comparaciones entre un tratamiento y otro, es que no existe ningún sistema capaz de eliminar los vellos de manera definitiva. Por ende la que conoces como “depilación definitiva” la llamaremos “depilación prolongada“.

Todas estamos de acuerdo que la depilación prolongada es una gran ayuda para muchas mujeres y varios hombres que han conocido sus beneficios, pero la pregunta mas común que he escuchado es: ¿Qué diferencias hay entre la depilación láser o depilación mediante luz pulsada o IPL?

Otro punto importante es saber que el tratamiento con luz pulsada o también llamado IPL no es un tratamiento láser, aunque cumple la misma función, tienen algunas diferencias.

Yo los he probado todos (ya que dentro de los tratamientos con láser también existen distintos tipos) y tanto el tratamiento de luz pulsada como los diferentes tipos de láser me parecen sumamente efectivos, siempre y cuando sean realizados de manera correcta.

Para que podamos entender las diferencias técnicas que existe entre un tratamiento y otro, primero les explicaré en términos sencillos como actúan estos tipos de depilación:

Tanto el láser como el IPL llegan a quemar el folículo piloso (donde nace el vello), gracias a que la luz o el láser quema lo que está pigmentado. La encargada de pigmentar nuestra piel y los vellos es la melanina. Es por esto que ambos tratamientos son más efectivos con pelo oscuro y piel blanca.

Diferencia entre luz pulsada o IPL y los distintos tipos de láser

La diferencia principal del tratamiento láser con la luz pulsada o IPL es la forma de aplicar la luz.

El láser utiliza luz monocromática (de un solo color) de manera que ésta luz es más fácil de absorber por la melanina, que es el pigmento que da color al vello y a la piel. Los fotones (partículas que componen el haz de la luz) van en la misma dirección y viajan en la misma longitud de onda, por lo que podríamos decir que el láser es más puntual y preciso.

La luz pulsada es de carácter policromático (de varios colores) y el haz de luz se mueve en todas las direcciones con distintas longitudes de onda por lo que un mismo aparato puede valer para tratar distintos tipos de vello.

Es por esto que existen diferentes láser a usar dependiendo del tono de la piel y del color del vello y la luz pulsada sirve para casi todos los tipos. (ni el láser ni la luz pulsada sirven cuando el vello no tiene pigmento, como por ejemplo en canas o rubias)

¿Cómo funciona el láser?

La depilación láser se basa en la aplicación de un haz de luz a un grupo reducido de folículos pilosos. La energía aplicada se transporta a través de la melanina del vello y finaliza en la raíz que acaba destruida, sin aplicar daño alguno al resto de la piel, es lo que se conoce como fototermólisis selectiva.

En la actualidad son diversos los tipos de láser utilizados en depilación, cada uno también con sus propias características y enfocados a un determinado tipo de piel.

¿Cómo funciona la luz pulsada?

La luz pulsada funciona muy similar al láser, la diferencia principal radica en que en el sistema IPL la luz emitida no es un haz continuado, sino que como su propio nombre indica se aplica mediante pulsos de luz. Este pulso de luz provoca un aumento de temperatura en las zonas con más melanina, especialmente en los vellos oscuros, de manera que la raíz acaba quemándose al igual que el láser.

Las características de funcionamiento de la luz pulsada hacen que este sistema se pueda adaptar a muchos fototipos y condiciones, gracias a su longitud de onda variable, por lo que puede ser válido tanto para los vellos más oscuros como para los más claros (siempre siendo mas efectivo con el vello mas oscuro)

¿Ahora que sabemos como actúa cada uno, cuál elegimos?

La respuesta resulta poco objetiva, pero principalmente dependerá de las necesidades y del tipo de vello y piel de cada persona. En cuanto a su efectividad, el láser es aparentemente el tratamiento más efectivo en pieles claras con vellos oscuros, pero también el más caro.

El IPL es un tratamiento más lento, y por lo general necesita de más sesiones, pero tiene la ventaja de que es más adaptable a más tipos de piel y vello frente al láser, gracias a su longitud de onda variable.

Si tu elección es el láser tendrás que ver cuál es el más efectivo para tu tipo de piel y vello, para pieles mas oscuras y vellos mas claros recomiendo el láser diodo, láser Soprano y el láser Lightsheer. Para las pieles mas claras y pelos más oscuros, el láser de Alejandrita.

El éxito de tu tratamiento siempre dependerá de múltiples factores, en especial de la mantención del aparato, la profesionalidad y seriedad del centro donde te hagas el tratamiento. En cualquier centro profesional deberían poder guiarte previamente sobre cuál es el tratamiento indicado según tus necesidades y características de tu piel y del vello.

Yo tengo la piel blanca y el vello relativamente oscuro, llevo 6 sesiones con láser de Alejandrita en Belenus en un par de zonas y prácticamente ya no me salen pelitos, aunque siempre quedan un par de resagados, los que voy tratando de manera muy efectiva con una depilación de luz pulsada de Phillips (Lumea) que lo tengo en mi casa y me ha dado gran popularidad entre mis amigas. Todas quieren venir a depilarse a mi casa!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Menu Title