Inyecciones de belleza: Mesoterapia Facial

mesoterapia

La mesoterapia, en términos generales consiste en la aplicación de sustancias y medicamentos en el tejido cutáneo a través de micro agujas de manera localizada. Esta técnica se utiliza con diferentes objetivos, puede inyectarse un quemador de grasa para ayudar a eliminar pequeños rollitos, sustancias con efectos tensores para tratar zonas con flacidez o vitaminas y minerales para mejorar la calidad de la piel, entre otros. Muchas veces el término mesoterapia, es confundido con masoterapia, que es una técnica de masajes y nada tiene que ver con inyecciones en la piel.

Mesoterapia Facial

Hoy hablaremos de la mesoterapia facial, que se utiliza principalmente para combatir los signos de envejecimiento a través de la inyección de diferentes sustancias activas aplicadas en lugares específicos del rostro, aunque también es usada para tratar cuello, escote y manos. Ustedes se preguntarán si estas micro inyecciones aplicadas tan superficialmente, pueden ser reemplazadas por cremas; la respuesta radica en que la penetración de las cremas aplicadas tópicamente jamás será igual a la de una inyección debido a las barreras protectoras de la piel. En cambio al inyectar estas sustancias, nos aseguramos el 100% de la penetración de los principios activos.

Las personas que requieren este tipo de tratamiento, son las que sufren de envejecimiento prematuro, deshidratación de la piel, pérdida de tonicidad, flexibilidad y densidad cutánea. También resulta muy útil en pieles que han sufrido una sobreexposición solar. La edad adecuada es sobre los 30 años, ya que antes de esta edad, la piel fabrica de manera natural las sustancias que se quieren inyectar.

Dependiendo de las necesidades de cada persona, varía la cantidad de sesiones que se deben realizar. En general se realizan de manera semanal o cada dos semanas y a muchas personas les gusta realizar un mantenimiento mensual. Hay otros que con sólo tres sesiones ya logran el resultado deseado. En general el tratamiento completo se realiza una vez al año. La cantidad de inyecciones que se aplican en una sesión, depende de la extensión de la zona a tratar.

Generalmente se inyecta más de una sustancia, cada doctor determinará cuales son las más adecuadas según la necesidad de la piel de cada persona. Es fundamental que la persona que realice la mesoterapia sea un médico competente en el tema, no sólo para determinar que sustancias inyectar, sino para hacerlo correctamente.

Existen dos maneras de realizar este tratamiento, la primera es por medio de jeringas comunes, similares a las que utilizan pacientes diabéticos (muy finas) y la segunda es a través de pistolas de inyección con aguja esterilizada en un extremo y un tubo que contiene la solución inyectable del otro lado.

Sustancias que se utilizan

Dependiendo de las sustancias inyectadas, se pueden lograr mejoras en la hidratación, firmeza, tersura y calidad de piel. Algunas de las principales sustancias que se usan para mesoterapia facial son:

  • Vitaminas y Minerales: Ayudan a las pieles deshidratadas a nutrirse en capas más profundas. Los más usados son la Vitamina C, Biotina, B5, ácido fólico, nicotinamida, piridoxina, riboflavina, tiamina y retinol entre otros.
  • Sangre rica en plaquetas: Este tratamiento es el llamado Plasma Rico en Plaquetas.
  • Ácido Hialurónico: Hemos hablado anteriormente del ácido hialurónico para realizar rellenos faciales. Es un polímero que tenemos de manera natural en nuestra piel y se va perdiendo con la edad. Tiene la capacidad de retener moléculas de agua, por lo que proporciona hidratación. La concentración usada con el objetivo de hidratar la piel es mucho menor a la que se utiliza como relleno.
  • Toxina Botulínica: Está indicada para tratar las arrugas de expresión producidas por la gesticulación continuada y repetida de los músculos. Revisa acá más información sobre el Botox.
  • Inductores de colágeno: Ayudan a combatir la flacidez y recuperar el volumen perdido del rostro, estimulando la producción de colágeno.
  • Partículas de ADN: Se usan para mejorar la turgencia cutánea.
  • Dimetilaminoetanol (DMAE): El DMAE es precursor de la acetílcolina, un neurotransmisor involucrado en el aumento del tono muscular. Su acción devuelve firmeza a los tejidos sometidos al proceso del envejecimiento, contrarrestando la flacidez de manera eficaz
  • Dietilaminoetanol: Es una molécula que ayuda a reafirmar y tensar la piel, ya que actúa como estabilizador y antioxidante de la membrana plasmática celular, a la que protege de los daños causados por los radicales libres.
  • Oligoelementos:  Son elementos esenciales en la composición de la matriz extracelular dérmica,    ya que poseen propiedades antioxidantes y reestructurantes, fundamentales para frenar el envejecimiento cutáneo.
  • Metilsilanetriol: Aumenta el grosor y la capacidad de retener agua de la piel.
  • Argirilina: ayuda a atenuar las arrugas de expresión.

Resultados

Los efectos producidos por la mesoterapia, son prácticamente inmediatos, se observa un rostro más luminoso, más firme y las líneas de expresión se re atenúan considerablemente. Los resultados no son sorprendentes, pero sin duda notarás un cambio en tu calidad de piel.

Consejos Prácticos y Factores a considerar:

Luego del tratamiento, es recomendable evitar la exposición solar, evitar maquillarse durante un par de horas o tocarse mucho la cara. Así como también tomar mucha agua.

Hay que tener en cuenta que el tratamiento, al utilizar inyecciones, produce una serie de pápulas en la cara, similares a picaduras de mosquito. En la gran mayoría de las personas, estas pequeñas marcas desaparecen luego de unas horas de haber realizado el tratamiento. Otros cambios, tales como la hinchazón, dolor y hematomas en las zonas tratadas, por lo general desaparecen unas horas o días después del tratamiento. Si no es así contacta a tu doctor para informarle.

Debes tener claro que las zonas en las que se aplique el tratamiento quedarán inflamadas durante un par de horas. Incluso puede darse e caso, sobre todo en personas con fragilidad capilar, que queden pequeños moretón, lo que desaparecen en un par de días. En este caso, tu doctor te puede recomendar medicamentos que agilicen el proceso de recuperación. Un dato para evitarlos es comer gran cantidad de vegetales verdes los días antes de la sesión.

Riesgos y contraindicaciones 

El mayor riesgo en este tipo de procedimientos, está determinado por la competencia de la persona que la realiza y la calidad de las sustancias inyectadas. Si vas a un lugar profesional con un médico calificado no deberían existir mayores complicaciones. Existen muchos casos de personas que compran productos inyectables por internet, que no cuentan con ningún tipo de regularización y pueden ser peligrosos para la salud.

Otro factor que se debe tener en cuenta, es el caso de personas que sean alérgicas a las sustancias que se inyectan o a la reacción de ellas en combinación con otros medicamentos. Es por esto que resulta importante informar al doctor todos tus antecedentes médicos y los remedios que tomas.

 Este tipo de tratamiento está contraindicado durante el embarazo y lactancia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Menu Title