Helados light, ideales para el verano

recetas helados light

Cuando parte el calor, no hay nada más rico que los helados. El problema es que la gran mayoría de los productos que encontramos en el mercado tienen muchas calorías. Si te tomas un tiempo en tu casa, no es difícil preparar ricos helados light caseros. Los granizados y smoothies de frutas también son una excelente opción, ya hablaremos de ellos en un siguiente post, por ahora, les dejo cuatro recetas de helados light que puedes preparar en tu casa.

Recetas de helados light:

Helado de Arándanos y yogurt de vainilla:

Ingredientes:

  • Una taza de yogur de vainilla bajo en grasa y sin azúcar.
  • Una taza y media de arándanos
  • Endulzante

Preparación:

Lo ideal es que los arándanos estén congelados para cuando partas preparando tu helado. Debes ponerlos congelados dentro de una licuadora, y añades la taza de yogurt. Agrega endulzante a gusto. Dejas licuando la mezcla conjuntamente hasta que se forme el helado. Vuelve a poner la preparación en el congelador. Antes de que llegue a cristalizarse por completo, revuelve bien y lleva nuevamente hasta que tome la consistencia adecuada. Puedes acompañar tu helado con una pocas nueves o con alguna salsa baja en calorías para una presentación fantástica. Si tienes menta fresca, puedes añadir unas hojitas a la licuadora y/o usarlas para decorar.

Helado de plátano y piña:

Ingredientes:

  • 1 plátano
  • 150g de piña fresca
  • 2/3 taza de yogurt natural light
  • 2/3 tazas de crema de leche para batir

Preparación:

Es casi el mismo procedimiento que el helado anterior. Agrega el plátano y la piña a tu licuadora, una vez que tome consistencia, viertes la mezcla en una fuente grande y añade el yogurt, removiendo. Agrega la crema y mezclando con movimientos envolventes. Lleva al freezer durante aproximadamente dos horas, hasta que se formen cristales de hielo en los bordes. Retira y vuelve a batir la mezcla hasta que este suave y nuevamente se refrigera. Si es necesario, puedes repetir el proceso de batir y volver a refrigerar hasta que sientas que tu helado tiene una consistencia más firme.

Helado de limón:

Ingredientes:

  • 2 limones
  • 3 tazas de agua
  • 2 claras de huevo
  • 1 cucharada chica de gelatina sin sabor
  • 3 cucharadas chicas de leche descremada en polvo
  • 1 cucharada chica de esencia de vainilla
  • Endulzante a gusto

Preparación:

Primero debes hidratar la gelatina en media taza de agua. Luego, pela los limones, elimina las posibles pepitas y córtalos en cuatro partes. Lleva los limones a la licuadora junto con el agua restante, la gelatina hidratada, la leche en polvo, el edulcorante y la esencia de vainilla. Licua por unos minutos, llevas la mezcla al refrigerador. Luego de 30 minutos, o sacas y lo mezclas con las claras, previamente batidas a nieve. Mezcla nuevamente y lleva al freezer hasta que tenga la consistencia deseada.

Helado de Sandía:
Ingredientes:

  • Una taza de pulpa de sandía sin semillas
  • Una clara de huevo
  • Una cucharada de jugo de limón
  • Endulzante a gusto

Preparación:

Agrega a tu licuadora, la sandía, el jugo de limón, y el endulzante y procesa hasta que la mezcla esté homogénea. Bate la clara de huevo hasta que quede a punto nieve. Mezcla con la preparación anterior, siempre con movimientos suaves y envolventes. Al igual que los helados anteriores, esperas un rato (30 a 40 minutos aproximadamente) y sacas el helado del refrigerador para revolverlo, de esta manera evitarás que se cristalice. Puedes repetir el proceso si es necesario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.