Grasas Trans : Lo que debes saber

“Libre de grasas trans “ debe ser la publicidad que más se ha visto últimamente en los alimentos. Inmediatamente surgen preguntas como ¿Existen diferentes tipos de grasas? ¿Hay grasas saludables y necesarias para el organismo? ¿Cuáles son las famosas grasas trans y por qué se publicita tanto su ausencia en los alimentos?

grasas trans

Tipos de grasas 

Existen diferentes tipos de grasas, algunas son fabricadas por el cuerpo y otras no.
  1. Las grasas que el cuerpo no puede producir, las obtenemos de los alimentos y se llaman ácidos grasos esenciales, Omega-3 y Omega-6. Estas son grasas insaturadas, fundamentalmente de origen vegetal, líquidas a temperatura ambiente. Gracias a estas grasas, el cuerpo puede sintetizar muchas otras grasas que de otro modo no podría obtener.
  2. También están las grasas saturadas, que están asociadas al colesterol y a los problemas circulatorios. Son sólidas a temperatura ambiente. Si bien en su mayoría provienen de los animales, también podemos encontrarlas en alimentos vegetales como el aceite de coco, el cual sí es beneficioso para la salud.
  3. El tercer grupo, son las grasas creadas en laboratorio, las grasas trans. Su objetivo es aumentar el tiempo de conservación de los alimentos, a partir de un proceso de hidrogenación de grasas insaturadas (al hidrogenar grasas que son líquidas a temperatura ambiente, se vuelven sólidas). Este tipo de grasas son muy perjudiciales para la salud, ya que se comporta en el organismo igual que la grasa saturada, elevando la lipoproteína de baja densidad (LDL, o colesterol “malo”).

etiquetas-alimentos

¿Dónde encontramos grasas trans?

La grasa trans es también conocida cómo ácidos grasos trans y están presentes en la comida rápida, empaquetada y procesada principalmente. Puede encontrarse en muchos de los mismos alimentos que la grasa saturada, como grasas vegetales, algunas margarinas, galletas, caramelos, dulces, alimentos fritos, productos horneados y en otros alimentos procesados hechos con aceites vegetales parcialmente hidrogenados. También pueden encontrarse de forma natural en algunos alimentos de origen animal como la leche, productos lácteos y carnes.

¿Cómo evitamos el consumo de grasas trans?

Siempre preocúpate de leer las etiquetas de los alimentos que compras, y elige los que tengan menos contenido de grasas saturadas, grasa trans y colesterol.

Los contenidos de grasas en las etiquetas de alimentos se expresan en porcentajes diarios, la grasa trans no tiene un Valor Diario necesario para el organismo, por lo que debemos elegir productos que contengan un porcentaje lo más bajo posible.
Si el alimento que compras tiene menos de un 5% de Valor Diario, es bajo. En cambio, si contiene 20% o más de Valor Diario es alto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Menu Title