Glutamato Monosodico “La Trampa del Sabor”

Entre los muchos aditivos químicos en nuestros alimentos se encuentra el glutamato monosodico (GMS), también conocido como el aditivo “umami”. El umami es uno de los cinco sabores básicos, junto con  el amargo, dulce, ácido y salado, se encuentra naturalmente en algunos alimentos como la carne, las espinacas y los champiñones, sin embargo el GMS es el resultado de un proceso químico. En la actualidad uno de nuestros peores hábitos  es el consumo de alimentos procesados. Los altísimos contenidos de sodio, grasas y químicos impronunciables han transformado una experiencia que solía ser nutritiva en algo puramente artificial y hasta dañino.

images

Glutamato Monosodico “La trampa de los alimentos sabrosos”

El Glutamato Monosódico es un aditivo que mejora el sabor de algunos alimentos procesados, hace que las carnes procesadas y la comida congelada sepa más fresca, que los aderezos tengan un mejor sabor y le quita el sabor metálico a los alimentos enlatados. El GMS “engaña” a nuestro cuerpo haciéndonos creer que la comida sabe mejor, más sana y más rica en nutrientes.

El Glutamato Monosódico (GMS) contenido en alimentos de frecuente consumo provoca una alteración en los umbrales de saciedad al interferir en la hormona leptina, la cual está implicada en el control del apetito provocando la señal de saciedad. De este modo, aumenta el apetito y las cantidades consumidas de estos alimentos, de manera que al mantenerse un consumo elevado de estos productos a lo largo del tiempo puede aumentar el Índice de Masa Corporal (IMC), pudiendo resultar en obesidad

Glutamato Monosodico %22La Trampa del Sabor%22

 

Los anuncios televisivos publicitando una popular marca de snacks y patatas fritas con el eslogan “¿A que no puedes comer solo una?”, cuyos productos contienen dicho aditivo, añaden este potenciador del sabor a sus productos alimenticios para que sean más sabrosos y palatables, así promover una mayor cantidad durante la ingesta de los mismos, favoreciendo así su consumo.

jjj

¿Por qué debemos evitarlo?

El consumo de GMS puede causar dolores de cabeza, migrañas, espasmos musculares, nausea, alergias, anafilaxis, ataques epilépticos, depresión e irregularidades cardiacas. Ya que es una neurotoxina, daña el sistema nervioso y sobre-estimula a las neuronas llevándolas a un estado de agotamiento, y algunas de ellas eventualmente morirán como consecuencia de esta estimulación artificial. Además, consumir alimentos con GMS hace que los niveles de glutamato en la sangre sean más altos de lo que deberían ser, y si estos niveles se mantienen así, el glutamato se filtra al cerebro causando y contribuyendo a malestares físicos.

i-6811

 

Como no consumirlo:

El Glutamato monosódico es conocido también como Ajinomoto. Para evitar consumir GMS es imperativo  dejar de consumir alimentos procesados. Antes de comprar cualquier producto procesado (salsas, galletas, alimentos congelados y comida chatarra) lee las etiquetas, si tiene glutamato monosódico no lo compres. También debes evitar usarlos como sazonador de tus comidas.

Glutamato Monosodico "La Trampa del Sabor" 2

Lee también las etiquetas de productos no-alimenticios. Algunos cosméticos, jabones, acondicionadores y champús también contienen pequeñas cantidades de este nocivo producto

___________________________-

Luz María Gonzalez

Nutricionista

Sabores Sin Culpa – Repostería Saludable

http://www.saboressinculpa.cl

contacto@saboressinculpa.cl

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Menu Title