Experiencia de borrar manchas con Luz Pulsada

ipl

Carolina, una lectora del blog, nos cuenta su experiencia de borrar manchas con Luz Pulsada:

Nunca fui muy pecosa cuando era niña, pero después de reiterados veranos con un bronceado perfecto, a mis 30 años estaba plagada de manchas que parecían pecas. Cada verano aumentaban mis manchas en tamaño tono y cantidad. Durante el invierno bajaban un poco, pero al volver los meses de sol, volvían a se mas notorias. No me preocupaban tanto, tan mal no se veían, pero durante mi embarazo de mi hijo Benjamín, las pecas se transformaron en manchas muy feas.

Tenía una especie de aureolas en la mejilla izquierda del tamaño de un maní, como mi piel es muy blanca, se notaban bastante. Decidí hacerme un tratamiento de peeling, que atenuó bastante mis manchas, pero no las eliminó, por lo que tomé la decisión de invertir un poco mas de dinero en borrar mis manchas con luz luz pulsada.

La dermatóloga me explicó que las “manchas marrones planas” aparecen en edad adulta, principalmente por exposición solar y cambios hormonales (como un embarazo). Me contaba que estas manchas suelen atenuarse en el invierno pero no desaparecen por completo sin un tratamiento especial y que también depende de cada uno cuidar el resultado, ya que si volvemos a tomar sol, lo mas probable es que la mancha vuelva a salir. También es importante contar que existen más de 50 diferentes tipos de manchas, un doctor o especialista debe diagnosticar con qué tipo de manchas se está tratando y cuál es su origen, para determinar un método adecuado para eliminarla. Claramente fue mi primer error al utilizar un peeling que se había realizado una amiga y que fue efectivo para ella, y no para mi. 

Mi mancha era un “lentigo solar”, el cual se desarrolla mayormente en personas de piel clara, principalmente en áreas crónicamente expuestas al sol como la cara. Son manchas planas de color café, que pueden medir hasta 3 centímetros y, generalmente, son redondeadas y de bordes bien definidos. Son manchas benignas que aparecen por tomar mucho sol. ¡Culpable!

Le pregunté a la doctora por qué no había resultado mi peeling, y me explicó que para este tipo de manchas la mejor opción era la luz pulsada o el láser, ya que tratamientos peeling pueden hacer que la mancha se atenúe pero no la elimina. También existe el riesgo de producir hipo o hiper pigmentación en la zona de la mancha y alrededor de ella. Gracias a Dios, no me sucedió.

Comenzamos un tratamiento con luz pulsada intensa, más conocido como IPL, me hice 2 sesiones, ya que en la primera sesión no se eliminaron por completo (la segunda sesión fue luego de 4 semanas de haber realizado la primera). Mis manchas se pusieron mucho mas obscuras y aproximadamente a la semana comenzaron a descamarse (tenía una especie de costra).

Este tratamiento me lo hice el invierno pasado. Aunque no eran meses de sol, la doctora me advirtió que usar protección solar factor 50 durante todo el tratamiento resulta fundamental, así como también seguir usando luego del proceso para mantener el resultado y evitar que nuevas manchas comiencen a aparecer. ¡Se acabaron mis días de sol! Bienvenido el autobronceante…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Menu Title