¿En invierno engordamos más?

Durante los meses de calor andamos más ligeros de ropa y por ende nos preocupamos más por comer sano y así mantener o bajar nuestro peso. También ocurre que el calor nos hace tener menos hambre y tomamos mas agua Al contrario, en los meses de frío hacemos menos actividades físicas, comemos comidas que tienen más calorías, nos da más hambre y tomamos menos agua.

¿Cómo se logra mantener o bajar el peso en invierno? Pilar Gómez, nutricionista de Wellness de Nestlé, nos entrega 4 tips para lograr el objetivo de mantener una alimentación saludable y equilibrada:

En épocas más frías, hacemos menos ejercicio, y comemos más, por lo tanto la recomendación es mantener las rutinas de ejercicios, y si la excusa es el frío, preferir los deportes bajo techo, como el baile, clases de spinning, ejercicios de flexibilidad, etc. En cuanto a la alimentación, preferir las sopas y cremas de verduras, ya que ayudan a disminuir la sensación de frío y a mantener un buen aporte de fibra y minerales.

¿En invierno engordamos más? Tips para mantener el peso

1. Tener una alimentación variada: 

Se deben incluir a lo menos 5 porciones de frutas y/o verduras al día, durante la semana el menú debe ser variado. Consumir legumbres una a dos veces a la semana, al igual que pescados frescos. Es preferible optar por carnes blancas como el pollo o el pavo, y bajar el consumo de carnes rojas (Si eres amante de estas carnes, intenta buscar cortes más magros como el lomo o la punta paleta).

En términos generales, intenta que tu plato siempre tenga diferentes colores y texturas, ya que mantiene el atractivo visual y procura la diversidad de nutrientes (por ejemplo, alimentos de color rojo son ricos en betacaroteno).

2. Evitar largos períodos sin comer

Nunca debiéramos pasar mas de cuatro a cinco horas son comer, lo ideal sería tener “colaciones” saludables cada dos a tres horas. Si tenemos estas “colaciones” entre las tres comidas principales, bajamos la ansiedad y evitamos períodos de hambre que lleven a comer en exceso en la siguiente comida.

3. Cocina saludable

Se deben preferir las técnicas culinarias saludables como cocer al horno, en agua, al vapor o a la parrilla. Evitar freír los alimentos, y si los salteamos que sea con menos de una cucharadita de aceite, de preferencia oliva ya que tolera mejor las altas temperaturas.

4. Tomar uno a dos litros de agua al día

Ojalá esta agua la tomemos pura, es decir, evitar su consumo sólo a través de jugos en polvo, café o té, ya que si bien todas las bebidas y alimentos contienen agua, sus efectos más benéficos se aprecian en su estado natural. Además, el consumirla en ayunas y entre comidas favorece la saciedad y su acción hidratante.
En los meses de frío la hidratación resulta fundamental ya que mantenemos el cuerpo hidratado y ayudamos al balance interno de minerales como la sal y el potasio. Además, el agua oxigena y desintoxica nuestro cuerpo, por lo que promueve el bienestar general del organismo.

Debido a que en los meses de invierno la población se vuelve más reacia a consumir agua, se aconseja mantener agua tibia en un termo o a temperatura ambiente y añadirle saborizantes como limón, menta, cedrón, té verde, entre otros, evitando añadir azúcar para poder obtener lo máximo en beneficios, sin aumentar las calorías consumidas en el día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Menu Title