Dato Simpático: Exfoliación con Café

Quiero partir por agradecer a mis papás por haberme dado una excelente piel. Gracias papá, gracias mamá. Luego de los agradecimientos quiero contarles que afortunadamente sólo me preocupo de limpiar y humectar mi piel (hasta el momento). Lo que sí hago al menos 1 veces a la semana es exfoliar mi cara y mi cuerpo. Fue en esa aventura de la exfoliación facial donde me contaron que te puedes hacer una exfoliación con café de grano molido:

Dani Palavecino exfoliante café

  • Limpia la cara con tu rutina de limpieza facial diaria y deja la piel ligeramente humedecida.
  • Toma dos cucharadas del café molido (ojalá utilizado) y mezcla con una cucharada de aceite: puede ser de sésamo, almendra o girasol.
  • Aplica la mezcla sobre el rostro masajeando suavemente, evitando la zona debajo de lo ojos. Ho hay que frotar demasiado, por si tienes una piel sensible.
  • Lavar con agua tibia pasados 10 minutos, dejando que la piel se seque sola.
  • Mezclar una cuchara sopera de aceite que se usó para el tratamiento con dos cucharas soperas de agua purificada y humedeciendo un algodón en el líquido, quitar los restos de la mascarilla, rehidratando la piel al mismo tiempo.
  • La cafeína concentrada en los granos de café estimula la circulación sanguínea del rostro y su efecto anti-inflamatorio calma la piel y relaja los músculos de la cara.

Si te sobra un poco de este exfoliante de café lo puedes guardar en un recipiente de vidrio, ya que ambos productos, café y aceite ,no caducan. Así no tendrás que prepararlo siempre para quedar con la piel como potito de guagua. Macanudo!

Mi Twitter: @Dani_Palavecino

Mi Instagram: @Dani_Palavecino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Menu Title