Cómo cuidar la piel del frío

cuidar piel frio

Si bien en verano tu piel se daña mucho con la acción de los rayos UV, durante los meses de frío, también debes preocuparte de ella o las bajas temperaturas la dejan desprotegida. Para entender el por qué, te invito a revisar el post de como afecta el frío en nuestra piel

En invierno, tomamos menos agua y perdemos líquido cutáneo por evaporación a causa de las temperaturas extremas, lo que causa deshidratación. La piel necesita humedad para que sea elástica y tersa. La exposición al frío produce vasoconstricción cutánea masiva, lo que hace que baje la temperatura de la piel, para mantener la temperatura central.

Al igual que el frío, el aire acondicionado, la calefacción y los contaminantes ambientales, también hacen que la piel se deshidrate, y por ende se vuelva más sensible debido a que la función de barrera de la piel no actúa correctamente.

Manifestaciones cutáneas

Muchas de las manifestaciones cutáneas del frío son procesos normales, aunque estéticamente sean desagradables. La más comunes son la xerodermia o piel reseca, el cutis marmorata (aspecto de red violácea), cuperosis (pequeñas varices o venas varicosas en diferentes partes del rostro), eccemas (inflamaciones), descamaciones esporádicas y dermatitis.

Las pieles más afectadas
La pieles secas y sensibles son las más afectadas en épocas de frío, las pieles grasas soportan mejor las bajas temperaturas. Las personas de más edad, también sufren con el frío debido a que sus glándulas sebáceas disminuyen. Las mujeres deben cuidarse del frío más que los hombres ya que envejece más rápido debido a que con la edad los estrógenos comienzan a descender y la epidermis se seca muchísimo.

Protección de los rayos UV

En verano nos preocupamos por los rayos UVB (que son los que producen el bronceado y son más intensos durante esta época) y en invierno debemos protegernos de los rayos UVA. Estos últimos actúan todo el año con la misma intensidad, no generan daño inmediato, sino que acumulativo, produciendo envejecimiento prematuro y manchas en la piel.

Tratamientos en los tiempos de frío

El invierno es una excelente época para exfoliar la piel y hacer tratamientos para manchas, arruga o marcas de acné. Aprovecha de realizar todo tipo de tratamientos y peelings intensos en los meses de frío, sin olvidar el uso de protección solar alta. Exfoliar la piel dos a cuatro veces por mes, nos ayudará a eliminar células muertas, beneficiando la renovación celular, además de estimular la producción de colágeno.

Hidratación

La correcta hidratación de la piel ayudará también a que esté más protegida, no sólo del frío, sino también a agresiones del medio ambiente. Es ideal hidratar luego de la ducha y con la piel todavía húmeda para que filtre mucho mejor y se mantenga más hidratada más tiempo. También es bueno llevar siempre en tu cartera un hidratante facial (ojalá con filtro UV), para aplicar durante el día si es necesario. La limpieza de tu piel también es importante (mañana y noche aunque no tengas maquillaje), para  eliminar impurezas, promover la renovación celular y facilitar la penetración de los principios activos de tus cremas. Debes tomar al menos 2 litros de agua al día y comer alimentos ricos en Omega 3.

 

El baño

Aunque con el frío siempre dan ganas de bañarse con agua muy caliente, las altas temperaturas, puede producir que se dañen las capas protectoras de la piel por lo que es mejor elegir una ducha tibia. Además es mejor secarse despacio, con pequeños golpes, que muy rápido y estimularás así la circulación sanguínea.

Proteger la piel del medio ambiente

Ya hablamos de proteger la piel de los rayos UV también en los meses de frío, pero también debemos protegerla de otros factores externos que pueden resecarla. Si usas calefacción, debes intentar producir humedad en el ambiente (prueba con humidificadores, son prácticos y fáciles de usar).

Consumo de Antioxidantes

Los antioxidantes protegen contra el envejecimiento de la piel inhibiendo la acción de los radicales libres. La vitamina C puede incorporarse con el consumo de cítricos, tomates y la Vitamina E con aceites vegetales. También usa cremas que contengan antioxidantes como Vitamina E y C, Resveratrol, Coenzima Q10, Idebenona, Pycnogenol y Ácido Ursólico (ojalá que la concentración sea igual o mayor al 1% para que sea efectiva). En la noche, usa una crema que tenga que contenga Retinol, para restaurar el colágeno (también debes preocuparte de que la concentración sea mayor o igual a 0.05%).

No olvidar labios y manos

Para los labios, debes usar productos como bálsamos labiales o la simple mantequilla de cacao. Prefiere siempre productos que tengan protección a los rayos UV. Evitarás los molestos labios partidos. Evita mojar tus labios con la lengua, cuando están partidos, es aún peor y evitas que se recuperen. Para las manos, intenta usar guantes para protegerlas del frío y preocúpate de mantenerlas hidratadas. Un buen tip es usar aceite de almendras en la noche antes de acostarte, es un excelente hidratante para la piel y el pelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.