Piel Después de los 30 : Tips y Consejos

Cuando tienes menos de treinta años los cuidados de tu piel son casi preventivos: cuidarte de los rayos UV, lavar tu piel y preocuparte de mantenerla hidratada, los cuidados reales comienzan con la Piel Después de los 30

A medida que los años van pasando, la piel va perdiendo grosor y firmeza, comienzan a aparecer las líneas de expresión y en algunos casos, manchas.

Es importante que determines cuales son las necesidades de tu piel en particular, ya que cuando hablamos de tratamientos y cuidados de la piel, va a depender de cuál es tu tipo: seca, grasa, sensible, mixta.

Cuidados de la Piel Después de los 30

Cuidados de la Piel Después de los 30

Lo más importante, independientemente de tu edad, será tener una rutina diaria del cuidado de la piel que incluya limpieza, hidratación y protección de los rayos UV. Recién a los 30 años, puedes comenzar pensar en usar serums, cremas de contorno de ojos, máscaras, cremas nutritivas o regeneradoras y tratamientos anti-age.

Cuidados de la Piel Después de los 30 : La Rutina

Lo más efectivo siempre será ser constante con tu rutina diaria: limpieza, hidratación y protección de manera constante. Si tienes más de 40 años es recomendable usar en el día un protector solar con antioxidantes (con vitamina C, por ejemplo) y en la noche utilizar productos que contengan ácido retinoico, retinol o un alfahidroxiacido como acido glicólico, para estimular la regeneración celular.

cremas-de-noche

Cuidados de la Piel Después de los 30 : Limpieza de la Piel

La higiene diaria va a depender del tipo de piel. En personas con piel muy seca se recomienda el uso de limpiadores suaves y usarlos sólo de noche. En la mañana sólo usa agua fría para no alterar el manto hidrolipídico de la piel.

Les recomiendo probar la completa línea de limpieza que ofrece Cetaphil para las diferentes necesidades y tipos de piel

Tips para Pieles Grasas

Cuidados de la Piel Después de los 30 : Pieles Grasas y Sensibles

Las pieles grasas o tendencia acnéica deberían lavar la cara dos o tres veces al día, y en ocasiones con productos que contengan ácido salicílico o peróxido de benzoilo.

Con las pieles sensibles se debe tener cuidado al usar muchos productos, ya que los principios activos suelen irritar fácilmente. No debes lavar mucho la cara (con una vez al día está bien), evitando productos irritantes, astringentes o detergentes. La recomendación es usar pocos productos y ojalá tengan pocos ingredientes, sobre todo evitar perfumes, exfoliantes o conservantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Menu Title