Crioterapia con Nitrógeno Líquido

La Crioterapia con Nitrógeno Líquido es una técnica usada para el tratamiento de ciertas lesiones de la piel que son superficiales como:

  • Verrugas
  • Manchas en cara, manos y cuerpo
  • Queratosis seborreicas (tumores similares a verrugas, no cancerosos, generalmente hereditarias)
  • Queratosis actínicas (manchas o lesiones ásperas y escamosas, que no son cancerígenas, pero pueden ser potenciales carcinomas).
  • Incluso es usado para tratar algunos procesos cancerosos cuando éstos se encuentran en fases tempranas.

En qué consiste la Crioterapia con Nitrógeno Líquido

El método que se utiliza es la congelación, por medio de nitrógeno líquido (gas liquefactado frío con una temperatura de -196 C). El gas se libera de forma controlada y localizada durante un par de segundos por medio de un aparato especial para crioterapia.

Mientras más moderno sea el aparato de crioterapia utilizado, más precisa será la aplicación sobre la lesión, sin abarcar el tejido sano. El objetivo del tratamiento es congelar y destruir las células anormales, respetando el tejido sano de alrededor de la lesión.

Crioterapia con Nitrógeno Líquido

 

¿Cómo se realiza Crioterapia con Nitrógeno líquido ?

Habitualmente el tratamiento se realiza con una sesión, pero a veces puede ser necesario aplicar un segundo ciclo de congelación para tratar ciertas lesiones.

El tratamiento es corto, una congelación completa de la lesión dura aproximadamente 5 a 20 segundos, dependiente de su tamaño.

Durante el proceso de congelación, se siente un dolor leve o moderado. La sensación es de adormecimiento como si te aplicaras un hielo en la piel por largo rato. Luego, se siente una sensación de quemazón mientras la piel se descongela.

El malestar  dura generalmente menos de cinco minutos. Inmediatamente después del tratamiento, es probable que la piel se hinche y se ponga roja. En algunos casos pueden crecer ampollas, pero no te asustes, es un proceso normal. También se pueden dar manchas blanquecinas (hipopigmentación) u oscuras (hiperpigmentación). La formación de posibles costras dependerá de la profundidad y dificultad del tratamiento.

Luego de un par de días la costra se desprende por si sola. No arranques la costra ya que puede dejar pigmentación o cicatriz. Siempre es recomendable evitar la exposición solar.

¿Cómo es la recuperación de la Crioterapia con Nitrógeno líquido?

La recuperación generalmente es rápida. En cada caso particular, el especialista determinará que actividades se restringen y por cuanto tiempo, pero en general se puede volver a las actividades normales. Con los días la inflamación va reduciéndose de forma progresiva y la ampolla se transforma en una costra que terminará por caer. Si la lesión tratada está en la cara la costra suele caer de forma rápida. En las extremidades este proceso lleva más tiempo.

A no ser que el especialista indique lo contrario, podrás lavar la piel como de costumbre, usar tus cremas y maquillaje. En el caso de lesiones en el cuerpo, en donde la ropa irrite, puedes usar un vendaje pequeño o Band-Aid.

El especialista puede recomendarte el uso de un antiséptico tópico o una crema antibacteriana, para evitar posibles infecciones ya que la zona se inflamará durante las primeras horas/días tras el procedimiento.

crioterapia con nitrógeno líquido

Otras opciones:

Existen varias opciones para hacer una terapia de frio o crioterapia. El producto usado dependerá del tipo de lesión y la intensidad requerida para tratarla. Los criógenos que se usan son:

  • Nieve carbónica: permite alcanzar temperaturas superficiales de -79 °C
  • Óxido nitroso (-75 °C)
  • Nitrógeno líquido: la temperatura que alcanza varía según el modo de aplicación: -20 °C si se lo aplica con un hisopo de algodón, -180 °C si se lo usa en aerosol y -196 °C si se usa una sonda.

Recomendaciones y posibles efectos secundarios de la Crioterapia con Nitrógeno

No es recomendable realizar este tratamiento de manera casera y menos aún si no es bajo la supervisión de un profesional. Si quieres tratarte en tu casa, hay formas menos intensas sin receta, de crioterapia para el uso casero.

  • Otros efectos secundarios son: la formación de ampollas (frecuente), sangrado (infrecuente), infección (infrecuente) y alteración en la coloración de la piel (infrecuente).
  • En muy raras ocasiones el tratamiento puede irritar o dañar una terminación nerviosa superficial y producir sensación de adormecimiento.
  • Se debe consultar a un doctor si la herida supura, duele y/o si se presenta fiebre.
  • Cuando la lesión tratada reaparece o no desaparece por completo se puede plantear repetir el procedimiento u optar por otras alternativas.
  • Este tratamiento puede dejar cicatrices pequeñas o también puede darse el caso de que la piel tratada puede tener un color un poco más claro que la piel de su alrededor.
  • Se debe evitar el tratamiento en áreas con pelos (cuero cabelludo o barba), ya que es probable que se produzca una pérdida de folículos capilares.
  • Si la herida duele o molesta, puedes tomar un analgésico, preferiblemente paracetamol, ya que la aspirina podría facilitar el sangrado de la zona.
  • Se debe evitar la exposición solar luego del tratamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Menu Title