27 Consejos para tratar la Piel Seca

La piel seca se caracteriza por ser muy fina, con los poros muy pequeños y al mismo tiempo por ser más delicada y muchas veces sensible. El cuidado de este tipo de piel es muy importante si quieres evitar males mayores como arrugas prematuras o que se vuelva escamosa o agrietada. Recuerda que la piel seca y delgada es mucho más propensa a arrugarse que otro tipo de pieles.

PIEL SECA
Empieza desde ya a aplicar estos 27 consejos para tratar piel seca:
  1. Un baño o ducha diario favorece la correcta hidratación siempre que sea breve (5 a 10 minutos)
  2. Usa el agua tibia (el calor inflama la piel y contribuye a arrastrar y evaporar rápidamente los lípidos y el agua que hay en ella)
  3. Usa jabones suaves, prefiere los jabones en gel y ojalá, sin perfumes ni colorantes. Los  jabones fuertes o muy alcalinos que pueden alterar la función de barrera natural de la piel, que ayuda a retener el agua. Prefiere jabones de pH neutro o similar al pH de nuestra piel (entre 5 y 7)barra
  4. Aplica hidratante corporal en un plazo de 3 minutos desde que sales del baño. Un hidratante no añade agua a la piel, sino que la retiene. Para entenderlo mejor revisa: Hidratar v/s Humectar
  5. Hidratar tu piel dos veces al día no sólo te ayudará a evitar arrugas prematuras, también restablece el nivel de agua en la película hidrolipídica que cubre la epidermis (capa más superficial de la piel), formando una barrera que la protege de la suciedad y la contaminación.
  6. Seca tu piel suavemente, no refriegues con la toalla.
  7. Siempre que notes la piel seca debes emplear hidratante, ojalá uno adecuado para piel seca (mejor cremas que lociones). Los contenidos de las cremas para pieles secas como lípidos, glicerina o lecitina, ayudarán al correcto funcionamiento de la matriz intercelular.
  8. Evita cosméticos que contengan alcohol, fragancias o aceites esenciales irritantes.
  9. Evitar usar materiales como la lana y el lino en contacto directo con la piel. Éstos pueden causarte irritación. Vístete con ropas de telas delicadas y suaves, o protege tu piel con una camiseta de algodón.
  10. Dos litros de agua al día, para hidratar la piel desde adentro.
  11. Fumar es la segunda causa de mayor daño a la piel (los rayos UV ocupan el primer lugar), la nicotina comprime los vasos sanguíneos y disminuye la llegada de oxígeno a la piel.
  12. Incluye en tu dieta vitamina A (presente en vegetales amarillos, pescado, hígado, leche, mantequilla y aceites vegetales), y vitamina E (presente en vegetales de hojas verdes, hígado y granos enteros)
  13. Considera usar un humidificador. Especialmente si vives en climas secos o de interior.
  14. Evita el viento fuerte y la calefacción, que resecarán aún más tu piel.
  15. Cuida tus manos, hidrátalas luego de lavarlas, con frío extremo usa guantes térmicos y para lavar la loza o hacer el aseo usa guantes aislantes.
  16. Usa protector solar todos los días del año de un SPF 15 mínimo para proteger a tu piel de resequedad, envejecimiento cutáneo prematuro, manchas y la probabilidad de un cáncer de piel. Daylong 10
  17. Usa bálsamo labial. Las vaselinas de origen mineral son una excelente opción, si además tienen factor solar para el día tanto mejor.
  18. Evita los baños sauna y, después de tomar un baño caliente o de vapor aplica humectante.
  19. No laves tu cara con jabón, prefiere los limpiadores en crema o espuma con agentes de limpieza suaves que sean especiales para piel seca.
  20. Evita los tónicos astringentes o que contengan alcohol. Prefiere lociones hidratantes o aguas termales.
  21. No abuses del exfoliante. Máximo una vez por semana con un producto suave, evitando exfoliantes granulados o los químicos muy fuertes.
  22. Visita a tu dermatólogo si tu piel es muy sensible, para que te recete cremas específicas y evitar males mayores como dermatitis o eczema.
  23. Una vez a la semana aplica una mascarilla facial que sea para piel seca que hidrate intensa y profundamente.Tips para una Correcta Exfoliación
  24. Inmediatamente después del baño en piscinas, limpiar e hidratar la piel.
  25. Usar ropa de cama de fibras naturales.
  26. En el lavado de ropa tener cuidado en aclarar muy bien y no utilizar suavizantes.
  27. Evitar los ambientes demasiado calientes y los cambios bruscos de temperatura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Menu Title