20 Consejos para Pelo Dañado

Las que tenemos el pelo dañado usamos mucho secador, plancha y teñimos nuestro pelo, sabemos que existen consecuencias. Pérdida de brillo, puntas partidas, frizz y pelo difícil de manejar son algunas de ellas.

Otras razones por las cuales tu pelo puede estar dañado son, una mala alimentación, la contaminación y las temperaturas extremas, los rayos UV, diferentes tratamientos como permanentes o decoloraciones, y hasta factores genéticos. Revisa este post con 20 consejos para pelo dañado

20 Consejos para Pelo Dañado

20 Consejos para Pelo Dañado

  1. Los aceites: Son ideales cuando el pelo está seco y con frizz. Generalmente son de origen vegetal como el aceite de Argán, de almendras, manteca de karité y de Macadamia. Estos aceites contienen ácidos grasos insaturados, muy similares a los lípidos naturales que producen las glándulas sebáceas, por lo que son absorbidos con facilidad. Te recomiendo aplicarlos en la noche, de la oreja hacia abajo (evitando el cuero cabelludo), al día siguiente lavas tu pelo como siempre.
  2. La queratina: Es una proteína que se encuentra en nuestro pelo de manera natural, por lo mismo penetra fácilmente en la estructura de nuestro pelo reparando las zonas dañadas.
  3. Para peinar el pelo dañado: Existen productos para peinar que contienen ingredientes como glicerina y aceites que además de contribuir a la reparación, crean una especie de capa protectora para evitar que se siga dañando. Existen en formato de cremas, espumas, geles y sprays.
  4. Temperatura del agua: Al lavar tu pelo, usa agua tibia, el agua muy caliente puede dañarlo aún más. Prueba con un chorro de agua helada al terminar para sellar la cutícula, cerrarás las escamas y así aportaras más brillo.
  5. Pelo mojado: no uses agua muy caliente cuando laves tu pelo, utiliza agua tibia. Recuerda también que el pelo mojado es más susceptible a los daños, ten mucho cuidado al secarlo muy bruscamente con toalla y al peinarlo cuando está húmedo.
  6. Para secar tu pelo: utiliza productos que lo protejan del calor del secador, planchas o ruleros y siempre intenta secarlo al natural el mayor tiempo posible.
  7. Un shampoo adecuado: si tu pelo está dañado tienes dos opciones, usar shampoo muy suave y de uso frecuente, o usar un shampoo de tratamiento reparador adecuado para tu tipo de pelo. Enjuaga bien tanto el shampoo como el bálsamo, hasta que no quede nada de producto.
  8. Acondicionador: su uso es fundamental, un buen acondicionador dejará tu pelo desenredado y evitarás el daño que produce el tratar de sacar nudos.
  9. Cepillado: Intenta no cepillar el pelo cuando aún está húmedo, ya que es mas susceptible al daño. Cepilla tu pelo antes de dormir para evitar enredos y antes de lavarlo. Usa cepillos de cerdas naturales que son más suaves con tu fibra capilar.
  10. Masajes del cuero cabelludo: masajea tu cuero cabelludo mientras lavas tu pelo para estimular la circulación sanguínea y mejorar la acción del shampoo.
  11. Usa mascarillas capilares: una vez por semana, reemplaza el bálsamo acondicionador por un tratamiento capilar con acción suavizante, déjala actuar al menos 5 minutos para que logre penetrar. Debes usarla luego del shampoo y eliminando el exceso de agua con una toalla. En lo personal me gusta dejar puesta la mascarilla durante todo el día, aunque hay algunos que dicen que no sirve luego de 5 minutos, yo he sentido el efecto positivo. También puedes potenciar el resultado de tu mascarilla a través del calor, yo me forro el pelo húmedo con alusa plast y sobre esto un poco de aire caliente del secador. También lo puedes hacer con un toalla mojada que puedes meter al microondas para que se caliente y la pones sobre tu pelo.
  12. Usa serums: son ideales para usarlos sobre el pelo mojado, eliminan el frizz y aportan brillo y suavidad.
  13. No abuses de las ceras y lacas, apelmazan la fibra capilar y apagan el color.
  14. Corta tus puntas cada tres meses, para ir eliminando el pelo dañado de a poco.
  15. Vitaminas que ayudan a tu pelo B5  y H (cereales y germen de trigo), C (cítricos principalmente), A (frutos secos, pescado), B7 y B8 (riñones, hígado pollo, pescado, yema de huevo, hongos, coliflor, papa, plátano, uva), B9 ácido fólico (legumbres, vegetales de hoja verde, cereales fortificados, frutos secos y semillas de girasol)
  16. Minerales que ayudan a mejorar pelo dañado: hierro que fortalece la raíz del pelo, zinc y el cobre ayudan  a prevenir la caída, sílica otorga firmeza.
  17. Comer más proteínas: Para tener un pelo fuerte y menos susceptible a dañarse y perder el brillo. Las proteínas se encuentran en: las carnes y mariscos, leche y derivados y legumbres.
  18. Prueba con nutricosmética que te ayuda también a mejorar tu piel
  19. Rayos UV: Existen productos que tienen filtro solar especiales para proteger al pelo.
  20. Cepíllalo todas las noches, esto hace que se oxigene y que luzca más bonito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Menu Title