Cómo prevenir caries

Evitar Caries

El Doctor Mario Díaz Bustamante, Cirujano Dentista egresado de la Universidad de Chile, nos cuenta todo lo que debes saber sobre cómo prevenir caries.

¿Cuáles son las principales causas por las que una persona sufre de caries?

Primero tenemos que tener claro que la caries es una enfermedad infecto-contagiosa causada por bacterias que se encuentran en la placa bacteriana que se va acumulando en la superficie de nuestros dientes. La Placa Bacteriana esta en constante formación por lo que es importante removerla con el cepillado. Está compuesta por millones de bacterias orales que pueden fermentar azúcares y otros carbohidratos de la comida y bebidas que ingerimos, para producir ácidos. Estos ácidos actúan tan fuertemente que provocan la desmineralización del esmalte (capa externa del diente) y la pérdida de calcio, originándose de esta forma la caries.

Dentro de las bacterias que forman la placa bacteriana, el streptococcus mutans (SM) es el principal productor de ácidos y cuando aumenta la ingesta de azúcares, aumenta también su número, acidificando la placa bacteriana y por consiguiente aumentando el riesgo de caries. Esta bacteria se transmite de la saliva de la madre, cuidadora o parientes al niño durante sus 30 primeros meses de vida y ‘vive en los dientes’, por lo que al menos el niño debe tener un diente para que se produzca la transmisión efectiva (ojo con los besos en la boca que les dan a los niños, los chupetes o las mamaderas).

•La principal causa de caries es una alimentación rica en azúcares (dieta cariogénica) que ayudan a las bacterias a desmineralizar el esmalte (aumenta la concentración de streptococcus mutans).
•Si permitimos que estos ácidos permanezcan un tiempo prolongado en contacto con nuestros dientes, agregamos otra causal de caries; esto sería por un mal cepillado o ausencia del mismo. El cepillado desorganiza la placa que se va formando en nuestros dientes. Hay que ser rigurosos con la técnica de cepillado que tengamos, el tiempo que nos cepillemos y el cepillo que usemos.
•Otra razón es NO usar seda o hilo dental. Este es fundamental en las caries que se forman entre los dientes, pues aquí el cepillo no puede remover la placa.
•En los niños las mamaderas con azúcar van a favorecer la aparición de caries pues normalmente no se lavan los dientes después tomarla.

¿Qué tratamientos existen para prevenir las caries?

Una vez formada la caries, hay que hacer tratamiento que según su extensión, puede ser preventivo (si son muy pequeñas o incipientes); si ya existe cavitación hay que eliminarlas mecánicamente (con la temida ‘máquinita del dentista’) y rellenar el diente con distintos materiales.
•Dentro del tratamiento preventivo hay varias medidas:
•La primera es cepillarse los dientes por lo menos dos veces al día durante dos minutos y usar el hilo dental todos los días. Debe elegirse un cepillo que resulte cómodo y que llegue a todos los dientes, incluidos los que están más al fondo.
•La pasta dental que se utilice debe contener flúor, mineral que ayuda a proteger los dientes.
•Limitar el consumo de dulces y abstenerse de picotear entre comidas (el ácido se forma en la boca cada vez que una persona consume algo y afecta a los dientes durante al menos 20 minutos)
•Visita al dentista con regularidad para hacerse revisiones y limpiezas.
•La aplicación tópica de flúor en forma de gel o barniz en la consulta dental y/o enjuagues bucales fluorados, que se hacen en la casa.
•La aplicación de sellantes en la superficie oclusal de los dientes (la que muerde).
•Controles radiográficos.

¿Qué riesgos se corren si no las tratamos a tiempo?

Si no tratamos a tiempo la caries esta va avanzando desde el esmalte (estructura más resistente del diente) hacia los tejidos más internos, que son más porosos y de menor ‘dureza’ lo que facilita su avance. Puede llegar en casos extremos hasta la pulpa dental (nervio), causando incluso la pérdida dentaria.

¿Existen personas que tienden a sufrir este problema más que otras? Por qué?

Existen distintos factores que harán los dientes más susceptible a las caries, entre estos tenemos:
•Factores genéticos que determinan la calidad de los tejidos del diente;
•Morfología de los dientes;
•Malformaciones dentales;
•Zonas con menor calcificación (hipocalcificación);
•Dieta cariogénica;
•Mamadera nocturna con azúcar;
•Mala higiene;
•Factores culturales;
•Factores económicos (falta de recursos).

¿Todas las pastas de dientes son iguales o hay algunas más efectivas que otras?

Cualquier pasta dental va a ser poco efectiva si no tenemos una correcta técnica de cepillado. Lo fundamental para remover la placa bacteriana es el cepillado y si este es deficiente la posibilidad de hacer caries aumenta. Con respecto a la efectividad de las pastas de dientes podemos hablar de distintos tipos de pastas para diferentes propósitos. Por ejemplo existen varias que apuntan a la sensibilidad dentaria, las que tienen elementos para obstruir o cerrar los ‘poros’ en los cuellos dentarios (entre encia y diente) y de esta manera disminuirla.

Otras tienen mayor concentración de flúor, lo que servirá para ‘ endurecer’ el esmalte y disminuir el riesgo de caries. Existen también pastas más específicas para controlar la inflamación de las encías (gingivitis) y la formación placa.

Pero en general, la pasta sola no sirve mucho. Fundamental, repito, un correcto cepillado más la pasta que sea adecuada a nuestros requerimientos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Menu Title