Cómo elegir el Shampoo adecuado

shampoo

Si a la hora de elegir tu shampoo, te guías por el rico olor que tienen, por la publicidad con ese pelo espectacular o los llamativos envases y promociones que te invitan a comprar, probablemente no te lavas con el producto adecuado para tu pelo. La oferta es variada: control del frizz, pelo teñido, efecto liso, control caída, anticaspa, risos perfectos, nutritivos, que dan volumen, para cuero cabelludo sensible, que reparan, hidratantes, puntas partidas, reflejos rubios… Uff! de sólo nombrarlos me agoté. El hecho es que cada pelo es único y requiere de cuidados especiales.

lavar peloLa función principal del shampoo es limpiar, pero existen algunas formulaciones específicas para tratar un cuero cabelludo que está enfermo (caspa, dermatitis, psoriasis, dermatitis, seborrea, foliculitis, cuero cabelludo graso, pediculosis), por lo que el primer paso para elegir el producto adecuado, es saber si nuestro cuero cabelludo está sano y si no lo está, visitar a tu dermatólogo para que te indique que champú de tratamiento usar. Si en cambio, tienes un cuero cabelludo y un pelo sano, debes usar simplemente un shampoo que limpie, sin aditivos farmacológicos de ningún tipo, sólo que tenga propiedades cosméticas que ayuden a satisfacer tu necesidad ya sea de volumen, hidratación, evitar frizz, etc.
Si tu pelo y tu cuero cabelludo no tiene las enfermedades antes mencionadas, el siguiente paso es conocer tu tipo de pelo para determinar el tipo de shampoo, puede ser cabello fino, delicado, seco o graso. En cada formulación se incorpora diferente proporción de tensioactivos: aniónicos (pelo normal o graso), catiónicos (pelo seco) o anfóteros (pelos finos y delicados). Además, junto a la función de higiene, se agregan productos cosméticos en su composición como siliconas, proteínas, moléculas que alteran el color, etc para lograr funciones de acondicionador, voluminizador, ondulante, alisante, colorante, etc
Identifica tu tipo de pelo:
  1. Pelo graso: Se ensucian fácilmente, por lo que necesitan una limpieza frecuente para evitar la obstrucción sebácea de los folículos pilosos. El shampoo debe tener un pH regulado, que limpie en profundidad, pero sin irritar el cuero cabelludo, que tenga acción astringente y equilibrante.
  2. Pelo con caspa: La caspa es una descamación excesiva del cuero cabelludo, que se produce por factores como el estrés, desequilibrios hormonales y dermatitis seborreica, entre otros. Se recomiendan productos formulados a base de extractos naturales con efecto descongestionante, purificante y acondicionador.
  3. Pelo secos y dañados: Tiene un aspecto opaco y quebradizo, debido a la falta de humedad y de nutrición. El champú ideal debe ser suave y ayudar a rellenar las grietas creadas por la sequedad, aportando docilidad y brillo.
  4. Pelo fino: Es fino más frágil, falto de volumen y vulnerable. Se recomiendan champús que le aporten cuerpo, extra suaves, que no contengan sulfatos o por lo menos en cantidades muy bajas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Menu Title