Cómo Detectar Lunares Malignos

El cáncer de piel, es uno de los tipos de cáncer más diagnosticados. Aunque uno cree que jamás te puede pasar a ti, las cifras son cada vez más alarmantes, sin ir más lejos, conozco a 4 personas que sufren o han sufrido esta enfermedad y han tenido una pronta recuperación gracias a que detectaron a tiempo Lunares Malignos.

El 90% de los cánceres cutáneos se deben a la exposición prolongada a los rayos UV del sol o solariums y el 50% de la radiación solar que recibirá una persona durante su vida ya ha sido absorbida al cumplir 18 años.

lunares malignos

Lunares Malignos o Melanomas

Una de las formas en que se presenta este cáncer, son los melanomas o lunares cancerígenos, los cuales, si son detectados a tiempo, pueden ser correctamente tratados. La pregunta es cómo detectamos que lunares son peligrosos?

Los lunares y los melanomas malignos son sumamente parecidos, pero pueden ser identificados por diversos factores que podrían marcar la diferencia al detectarlos a tiempo.

Existen tres tipos de cáncer a la piel:

  • Cáncer de células basales: Es el tipo de cáncer más común; pero el menos peligroso. Se produce en la capa superior de la piel (epidermis)
  • Cáncer de células escamosas: Es menos común que el anterior; pero se propaga más fácilmente, y si no se trata puede ser fatal. Se produce en la capa media de la piel (dermis)
  • Melanoma: Es menos común, pero el más agresivo y el que se propaga más fácilmente (debido a que es un cáncer que hace metástasis muy rápidamente por vía linfática y  hematógena, expandiéndose a hígado, cerebro, pulmón u otros órganos). Este es el tipo de cáncer del que hablaremos hoy.

El melanoma se produce en los melanocitos (células productoras del color que le otorgan el pigmento a la piel), surgen repentinamente o evolucionan a partir de antiguos lunares,  adoptando formas irregulares, tamaños superiores a 6 mm o colores variados.

Suelen confundirse con manchas de nacimiento, lunares o pecas. Son tan peligrosos, que si no son detectados a tiempo, pueden incluso causar la muerte en 4 a 6 meses.

Si el lunar es sospechoso, se debe extraer  inmediatamente, por lo que se debe revisar constantemente el color, textura, tamaño y aspecto de ellos.

Los Lunares Malignos pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, pero las zonas que están más expuestas al sol siempre serán de mayor riesgo.

En Chile, los estudios indican que las mujeres presentan melanomas más comúnmente en las piernas, en cambio en los hombres en el torso y en los pies.

¿Quiénes son los más afectados?

  • Las personas que tienen antecedentes de cáncer a la piel en su familia.
  • Personas que son de piel clara, rubias o pelirrojas.
  • Los que tienen una prolongada exposición a los rayos UV.

Si presentas uno o mas de estos factores de riesgo, deberías realizar un auto examen de tus lunares una vez al mes, fijándote en todas las partes de tu cuerpo (espalda, bajo los brazos, orejas, cuello, entrepierna etc) y ojalá en un lugar donde tengas buena luz para descubrir cualquier detalle.

También resulta práctico llevar un registro de todos los lunares del cuerpo, tomándoles fotos para determinar posibles cambios.

¿Cómo descubrir un melanoma?

Descubrir un posible melanoma no es difícil, pero hay que  prestarles atención, porque muchas veces se ubican estratégicamente en zonas del  cuerpo donde no se suele mirar, como espalda, parte posterior del cuello o  plantas del pie.

Los melanomas empiezan a aparecer en adultos jóvenes. Son  más proclives a presentarlos quienes realizan actividades al sol sin protección,  personas de piel clara, rubias o pelirrojas, individuos con antecedentes  familiares de cáncer de piel o que han presentado un melanoma en el pasado.

8 Señales para Detectar Lunares Malignos

  1. Asimetría: Si un lunar o marca de nacimiento es de forma asimétrica (si se parte en dos mitades, estas mitades no son iguales, es un posible candidato a melanoma). Dado que la mayoría de lunares son esféricos, circulares, es posible generalizar que cualquier lunar o marca no circular presenta riesgos.
  2. Bordes: Si el lunar o marca, presenta bordes no definidos (no se puede reconocer claramente donde inicia), se puede considerar de alto riesgo.
  3. Color: El color de un lunar no cancerígeno, debe ser homogéneo, parejo, debe ser de un solo color mayoritariamente. Si se observan otros colores en el interior o zonas más claras u oscuras, es posible que sea un melanoma.
  4. Evolución : Si el lunar parece diferente a los demás lunares, cambia su color tamaño o forma puede tratarse de un melanoma.
  5. Tamaño de un lunar: Los lunares no deben tener un diámetro (medida de borde a borde) mayor a 6 milímetros (tamaño de una goma de borra de un lápiz)
  6. Nuevos Lunares: Si repentinamente aparecen manchas o lunares que  aparecen repentinamente y a aquellos que se tenían de siempre, pero que empiezan  a cambiar o crecer, “sobre todo si están en zonas de roce como pliegues, planta  del pie, palmas y área del cinturón”.
  7. Si un lunar pica, sangra o duele, también  se debe prestar atención y acudir inmediatamente al doctor.
  8. Si un lunar presenta más de uno de los 6 factores anteriores, el riesgo a que sea un melanoma es mayor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Menu Title