Sal : 7 Tips Para Bajar el Consumo

Cuando se nos pasa la mano con la sal, aumenta el riesgo de sufrir hipertensión arterial, aumenta el riesgo de tener problemas vasculares, cáncer gástrico, espasmo bronquial en asmáticos, desmineralización de los huesos, retenemos líquido, empeora nuestra odiada celulitis y se deteriora la salud renal.
Pero no todo es malo, ya que la sal también tiene beneficios para correcto funcionamiento del metabolismo, el transporte de nutrientes o la eliminación de sustancias del organismo.
Se preguntarán cómo obtener los beneficios, sin que nos afecten sus contraindicaciones… Simple, todo esta en la cantidad de sal que consumimos.
sal
La Organización Mundial de la Salud, recomienda no consumir más de 5 gramos diarios (un sobre de sal tiene 2 gramos). El Colegio Estadounidense de Cardiología asegura que: “En términos de requerimiento diario de sodio, obtendríamos suficiente cantidad del mineral si comiéramos toda la comida sin agregar un solo grano de sal en la preparación. Cada grano del salero son gramos que realmente no necesitamos.”
El consumo promedio de sal en Chile alcanza los 10 a 12 gramos y la mitad del sodio que consumimos regularmente proviene de la comida, no del salero.

7 Tips Para Bajar el Consumo de Sal

  1. Prepara las comidas con la mitad de la cantidad que acostumbras (no será fácil al principio, pero con el tiempo comenzarás a descubrir el verdadero sabor de las comidas).
  2. Usa en tu cocina mantequilla o margarina sin sal.
  3. Muchos alimentos procesados como el tocino y el jamón, envasados en salmuera como pepinillos y aceitunas y los condimentos como calugas de aliño son conservados gracias a su alto contenido de sodio, fijate en las etiquetas y evítalos.
  4. Evita la “comida chatarra” y los alimentos preparados en general, tienen gran cantidad de sodio.
  5. Prepara tus comidas sin sal y deja que cada persona agregue la cantidad que quiera.
  6. No te engañes, la soya y la salsa teriyaki también tienen un alto contenido en sodio.
  7. Dale sabor a tus comidas con especias, hiervas y condimentos que no te aporten sodio: como jugo de limón o vinagre, pimienta, cebolla, ajo, pimentón, romero, albahaca, orégano, cilantro, salvia, perejil, eneldo, laurel, tomillo, etc…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Menu Title