10 Claves para cuidar la piel en Verano

cuidar tu piel en verano

Llegó el verano y si quieres que tu piel no se lamente de los errores cometidos durante los meses de calor, piscina, mar y arena, hay que ponerse manos a la obra y no bajar la guardia. De hecho, es durante la época de playa y sol, cuando aumentan los riesgos para la piel.

cuidar piel verano

10 Cuidados de la Piel en Verano

  1. Cuidémonos del sol: Además de los fotoprotectores, usa anteojos de sol, sombreros y ropa adecuada para evitar exposición solar en las horas centrales del día. Especial cuidado con las primeras exposiciones.
  2. Proyectores solares: Es importante la elección del protector solar sea adecuada al tipo de piel (la mía es mixta y sensible, uso el gel ultra ligero de daylong, para la cara y factor 30 para el cuerpo). Se debe aplicar en forma pareja en todo el cuerpo 30 minutos antes de ponerse al sol y en forma uniforme. Además, hay que volver a aplicarlo cada dos horas o después de haber transpirado mucho o de haber estado en el agua más de 40 minutos. No olvides revisar la fecha de vencimiento.
  3. No te olvides de proteger tu escote, cuello y manos. Prevenir es mejor que curar, y si estas zonas no te preocupan, si no las cuidas, tendrán toda tu atención.
  4. La alimentación: Debe moderarse el consumo de carnes y priorizarse el consumo de frutas y verduras, alimentos ricos en vitaminas antioxidantes como la A, C y E. Esta última es una de las más importantes para el cuidado de la piel, ya que previene la degeneración celular, ayuda en el proceso regenerativo en caso de cicatrices y acné y contribuye al aumento del flujo sanguíneo de la piel. Está presente en aceites, frutos secos, en pescados y camarones y en vegetales como el brócoli, la espinaca, los espárragos, el tomate o la zanahoria.
  5. Hidratación: Hidrata tu piel por dentro y por fuera. Dos litros de agua diarios y aprovecha la gran variedad de frutas y verduras (son ricos en antioxidantes y nos ayudan en la prevención del envejecimiento). Usa cremas hidratantes de cuerpo y cara.
  6. Cuidado con la piscina: Después de haberse expuesto al sol o al agua clorada de una piscina es necesario darse una ducha.
  7. Cuidado con los tratamientos: No es recomendable realizar en esta época del año: peelings, láser, IPL o luz pulsada, microdermoabrasión o cualquier tratamiento agresivo para la piel. Resérvalos para el invierno. Lo que si está permitido y no tiene contraindicaciones con el sol, es el Botox y el relleno con Acido Hialurónico.
  8. Atención con la ropa: Cuidar la piel de todo el cuerpo implica evitar usar ropa o zapatos con materiales que favorezcan la aparición de hongos por la creación de un ambiente húmedo; o bien que puedan causar heridas o alergias en la piel.
  9. Piel limpia: La limpieza diaria debe realizarse con productos suaves que no alteren el manto ácido de la piel, que no irriten ni sean muy perfumados, pero ayuden a eliminar la grasa y suciedad acumuladas. Busca productos adecuados a tu tipo de piel y nunca te excedas con la limpieza.
  10. Cuidado con productos y remedios fotosencibles: Existen muchos cosméticos y medicamentos que pueden producir hipersensibilidad y/o reacciones alérgicas cuando te expones a los rayos UV. Si vas a exponerte, no uses perfumes ni cremas de tratamiento y procura informarte si los medicamentos que tomas son fotosencibles.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.