Cirugía para Aumento de Glúteos

aumento gluteos

Existen tres formas de aumentar el volumen de los glúteos; injerto autólogo de grasa, con implantes o combinar ambas técnicas. En el caso del injerto es necesario que sea la propia grasa del paciente extraída a través de liposucción, no puede ser grasa de un donante ya que habrá que darle tratamiento inmunoterápico . La grasa tiene la gracia que es autóloga, por lo que no va a producir rechazo y se queda en tu cuerpo para siempre, pero tiene el problema que es volumen dependiente, ya que no se pueden aplicar grandes volúmenes, por que se pierden, pero si funciona perfecto con pequeños volúmenes (200-250 cc por cada glúteo).

La propia grasa del paciente se utiliza mucho combinada con un implante para solucionar los posibles defectos que pueda provocar la prótesis (se rellenan con grasa los rebordes de los implantes con el objetivo de que este quede mas natural).

En cuanto a los implantes, existen de varios tipos. Hay implantes redondos (los más antiguos y van en desuso) y los nuevos implantes anatómicos y ovalados, que son más alargados y angostos (mas parecido a la forma de los glúteos), por lo que logra un efecto mas natural y se proyecta en forma más moderada.

Las prótesis de glúteos son diferentes a las prótesis de mamas, funcionan con mecanismos distintos y están sujetos a fuerzas diferentes. Son similares en cuanto  a material y cobertura, pero un implante de glúteos generan mucha menos complicaciones que el implante de mamas. Si un implante de glúteos no se infecta (que puede ser su gran problema inicial), nunca más da problemas. La probabilidad de infección de esta cirugía es menor al 1%.

Cómo es el procedimiento de aumento de glúteos con prótesis

La intervención de implante de glúteos es relativamente sencilla, dura aproximadamente una hora. Se efectúa un corte de entre cinco a seis centímetros de largo entre las nalgas para formar una bolsa o bolsillo donde insertar el implante (han habido casos en los que se implanta desde abajo del glúteo, con resultados poco naturales). Una incisión que está cerca del ano, lo que implica un mayor riesgo de infección.

La prótesis se coloca entre los músculos (medio y superior) o dentro del músculo, y la grasa que al cicatrizar ayudará a mantener el implante en su lugar. Los cortes se realizan con suturas absorbibles y el paciente podrá volver a casa el mismo día con un vendaje especial que deberá mantener por tres o cinco días. Se utiliza anestesia general, ya que se necesita relajo muscular para poder ponerlo.

Luego de poner el implante, se puede implantar la propia grasa del paciente para darle la forma más natural. Esta grasa puede ser extraída de la parte superior del glúteo (donde está el coxis), para que genere un efecto aún más levantado.

Las prótesis de glúteos se sienten y se notan menos que las prótesis de mama, ya que una técnica correcta permite que la prótesis quede en capas profundas. Si  la cirugía se nota, quiere decir que está mal hecha. A diferencia de lo que muchos creen las prótesis de glúteos no se sienten cuando la persona se sienta.

Generalmente los pacientes se quedan hospitalizados, principalmente para manejo del dolor.

Post Operatorio, implicancias y contraindicaciones del aumento de glúteos

Este procedimiento implica un mayor dolor post operatorio ya que es un procedimiento muscular. La prótesis se ubica entre el glúteo mayor y el medio, lo que provoca un gran desgarro muscular que suele ser doloroso en el post operatorio (los primeros días luego de la cirugía cuesta hasta caminar). El proceso de recuperación total dura entre tres a cuatro semanas (entre un mes y un mes y medio para volver a la actividad física deportiva). Tras el implante de glúteos pueden aparecer hematomas e hinchazón que permanecerán por sólo unos días y luego desaparecerán. También se puede sentir un poco de entumecimiento que irá pasando.

Un detalle no menor, es que una persona que tiene prótesis de glúteo nunca más en su vida podrá ponerse una inyección en esa zona, ya que existe el riesgo de perforar el implante.

No se pueden realizar este procedimiento los pacientes que sufren de alergia a la silicona (que es muy raro), personas que tengan algún grado de atrofia muscular (que impide que tengan un espacio para poner el implante, por lo que se debe colocar expansor primero).

Los que quieran realizarse esta cirugía, les recomiendo tomar una hora con el Doctor Rodrigo Ramírez en la Clínica lo Curro. Él me explicó todo lo que implica este procedimiento y es de toda mi confianza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Menu Title