Beneficios del Brócoli para la Salud

No creo que existan muchas personas que en la infancia hayan sido fanáticos del brócoli. Mi mamá me obligaba a comerlo, pero sólo sentir su olor en la cocina ya me daba nauseas.
De grande le di una segunda oportunidad, sobre todo después de saber la infinidad de beneficios que tiene para la salud.
brocoli

El Brócoli 
es un vegetal de la familia de las crucíferas, a la que también pertenecen la coliflor o la mostaza. Tiene excelentes propiedades para la prevención de enfermedades y   proporciona fitonutrientes, vitaminas y minerales (vitaminas C y E, potasio, hierro, calcio, zinc y ácido fólico).

También contiene una cantidad importante de compuestos azufrados, responsables del olor característico.

El Hierro

Son muchas las mujeres que tienen reservas de hierro inferiores del nivel recomendado. La falta de hierro produce anemia, te sientes cansado, te cuesta concentrarte y puedes sufrir trastornos del sistema inmunológico.
El organismo puede absorber un tercio menos de hierro de las hortalizas que de las carnes rojas, a causa de unas sustancias (filatos) que bloquean la absorción de hierro.
Se ha descubierto que el beta caroteno de las hortalizas ricas en hierro, como el brócoli, ayudan a superar este bloqueo y volver disponible el hierro.

Beneficios del Brócoli para la salud

  • Desinflama las mucosas del estómago e intestino, aliviando procesos como la gastritis, la úlcera e irritaciones del colon.
  • Propiedades antiinflamatorias en enfermedades respiratorias.
  • Beneficioso para personas enfermas del corazón, ya que tiene alto contenido en potasio, escaso en sodio, y bajo contenido en grasa, además de por su acción antioxidante.
  • El brócoli protege al ojo de enfermedades degenerativas, como las cataratas o la degeneración macular asociada a la edad.
  • Refuerza el sistema inmune gracias a su contenido de vitamina C, Beta-caroteno y sulforafano.
  • Tiene un bajo contenido de calorías (28 Kcal/100g).
  • Contiene fibra, que ayuda a saciar el apetito.
  • Regula el tránsito intestinal.
  • Ayuda a controlar los niveles de glucosa y colesterol en sangre.
  • Tiene un efecto antianémico por su contenido de hierro, ácido fólico y clorofila, que favorecen la producción de los glóbulos rojos. Ideal para vegetarianos.
  • Ayuda al correcto desarrollo fetal, crecimiento de niños y adolecentes gracias a su alto contenido de ácido fólico.
  • Tiene propiedades diuréticas.
  • Protege a nuestra salud de diferentes cánceres (pulmón, estómago, boca, ovario, mama, vagina, colón y próstata) gracias a su contenido de glucosinolatos, beta caroteno y vitamina C.
  • Ayuda a reducir las infecciones infantiles.
  • Tiene un poderoso poder antioxidante que previenen el envejecimiento celular que producen los radicales libres.
  • Las moléculas azufradas del brócoli tienen efecto antibacteriano, antiviral y antifúngico

Contraindicaciones:

  • No se aconseja el consumo de brócoli crudo a personas con enfermedades renales, ya que el azufre que contiene puede dañar los riñones, ni se debe abusar de su consumo, crudo o cocinado, en personas que padecen hipotiroidismo.
  • No se aconseja el consumo de brócoli a personas que siguen tratamiento con teofilina (usados en afecciones respiratorias crónicas). Éstas deben tener cuidado con el consumo del brócoli, ya que existe interacción entre este alimento y el fármaco, que pueden hacer que dicho medicamento pierda su efecto.
  • También hay que evitar su consumo si tomamos ciertos medicamentos recetados para regular la coagulación sanguínea (Sintron), dado que el brócoli (y en general las verduras de hoja verde como la lechuga y las espinacas) posee un elevado contenido en filoquinona (fuente principal de vitamina K), dicha vitamina participa de una manera directa en la coagulación de la sangre.
  • No es recomendable en personas con dificultades digestivas. La fibra así como los compuestos azufrados que contiene pueden ser la causa de originar flatulencia y dificultades para digerir dicha hortaliza. En estos casos se recomienda comerlo en ensaladas o cocerlos con comino o hinojo.
  • Las crucíferas (colifror, brócoli, mostaza) en general presentan compuestos bociógenos, que son los responsables tanto de su aroma como de su sabor picante. Dichos compuestos poseen la capacidad de bloquear la utilización y absorción del yodo, con lo que frenan la actividad de la glándula tiroidea. Aunque es poco probable que estas sustancias antitiroideas lleguen a producir bocio, se recomienda a medida de precaución evitar un consumo habitual en crudo de estas hortalizas en personas que padecen hipotiroidismo.

Se recomienda el consumo a personas:

  • A todas las edades.
  • A mujeres embarazadas.
  • A mujeres que toman anticonceptivos orales.
  • En la menopausia.
  • En caso de colesterol elevado.
  • En caso de hipertensión, retención de líquidos y oliguria.
  • En caso de hiperuricemia, gota y formación de cálculos renales.
  • En personas convalecientes.
  • En caso de anemia por deficiencia de hierro.
  • Para la prevención de cataratas.
  • Para prevenir la diabetes.
  • Para prevención de padecer algunos tipos de cánceres.
  • En casos de ulceras gástricas.
  • En casos de actividad física intensa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Menu Title