Arañas Vasculares o Telangiectasias

arañas vasculares

¿Tu piel presenta pequeñas zonas rojas que a simple vista se ven como venitas que se asoman? Mucha gente les llama arañitas vasculares o venitas rojas, pero el nombre correcto es Telangiectasias. Las telangiectasias pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo y se pueden ver a simple vista en la piel, en las membranas mucosas y en la esclerótica de los ojos. Las Telangiesctasias o ectasias vasculares, son vasos sanguíneos pequeños y dilatados en la piel, los cuales generalmente son insignificantes, pero pueden estar asociados con algunas enfermedades.

Las causas pueden ser:

  • Consumo de alcohol
  • Envejecimiento
  • Genética
  • Embarazo
  • Exposición al sol

Las arañas vasculares es un problema estético, que afecta a hombres y mujeres, siendo las mujeres las principales afectadas. Se producen por el mal funcionamiento de los vasos sanguíneos y a diferencia de las varices son más pequeñas y no afectan la salud.

El origen de las telangiectasias se cree que proviene de una liberación de sustancias vasoactivas bajo la influencia de una variedad de factores, tales como anoxia (falta de oxígeno), estrógenos, corticoesteroides (tópicos y sistémicos), varias sustancias químicas irritantes de la piel, múltiples tipos de infecciones bacterianas y virales, y múltiples factores físicos como traumatismos, exposición solar, etc.

Las telangiectasias faciales, son más comunes en personas con pieles de color blanca y generalmente piel sensible, tienen un predisposición genética y muchas veces puede ir acompañado con rosácea. Estas lesiones son especialmente frecuentes en el ala nasal, nariz, mejillas, y están causadas probablemente por una vasodilatación arteriolar persistente que da origen a la debilidad de la pared del vaso sanguíneo. Los vasos se dilatan cada vez más cuando existe alteración del tejido, exposición al sol continua, o el uso de remedios tópicos como corticoides.

Factores pueden empeorar las telangiestasias en el cuerpo:

  • La obesidad, una sobrecarga ponderal exige mayor cantidad de volumen arterial circulante que luego debe volver al corazón a través del sistema venoso.
  • El sedentarismo hace que no se empleen ni la bomba plantar (de la planta de los pies) ni la bomba muscular de todas las piernas con lo cual hay más tendencia al estancamiento de la sangre y más posibilidades de las arañas vasculares.
  • Los trabajos prolongados de pie, debido a que las venas están continuamente trabajando contra la gravedad, llega a producirse un agotamiento en las válvulas anti-retorno con la posibilidad de que las arañas vasculares crezcan.
  • La toma de anovulatorios, hay pacientes a los que la toma de anticonceptivos orales les produce gran impacto vascular. Se produce mayor retención de líquidos y edema y una afectación directa sobre las arañas vasculares.
  • Las situaciones de cambios hormonales en la mujer como pubertad, embarazos y menopausia también favorecen el empeoramiento de las arañas vasculares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.