Alimentos para la ansiedad nocturna

ansiedad noche

La ansiedad es un problema cuando estas en una dieta de baja de peso. Durante el día es más fácil combatirla, estamos trabajando, moviéndonos y pendientes de miles de cosas. Pero cuando llega la noche, estamos tranquilos, en nuestra casa y la ansiedad se convierte en la peor enemiga de tu dieta. Es sabido que la correcta forma de bajar esos kilos de más, es comer varias veces al día en pequeñas cantidades, no sirve de nada comer lechuga durante todo el día si al llegar a tu casa te comes un helado doble de chocolate. También resulta contraproducente saltarse algunas de tus comidas, la ansiedad te puede jugar una mala pasada y hacer que luego de una par de horas, quieras comer todo lo que tengas por delante.

Existen muchas maneras de combatir la ansiedad, pero para mi gusto, la más efectiva es la ocupación: lee un libro, sal a caminar, ordena tu closet, lo que sea antes de acostarte frente al televisor con 2000 tentativas calorías a tu lado, que sin darte cuenta terminarán siendo grasa en tu cuerpo.

Lamentablemente no existen alimentos que te hagan bajar de peso, la única comida que no engorda, es la que se queda en tu plato, pero lo que si podemos hacer es combatir la ansiedad con alimentos que sean más saludables y con menos calorías. Si tienes un ataque de ansiedad nocturno, la idea es combatirlo con alimentos sanos y livianos, si no te lograste aguantar, y te comiste una barra entera de chocolate, no tires todo por la borda y retoma tu dieta de inmediato. En el siguiente post te daré un par de ideas de alimentos que te pueden ayudar a que un atracón de comida nocturno no afecte tanto a tu dieta de baja de peso.

Alimentos para la ansiedad nocturna:

  • Zanahoria: Contienen fibra y agua, lo que te dará sensación de saciedad, además son ricas en vitaminas y antioxidantes. Puedes cortarlas en palitos y sumergirlas en yogurt natural light o en hummus (puré de garbanzos).
  • Arándanos: Una taza de arándanos aporta tan solo 80 calorías y 4 gramos de proteína. Además contienen un alto contenido de agua y antioxidantes.
  • Apio: Es un alimento que puedes comer sin parar ya que tiene muy pocas calorías, lo que si tiene es mucha fibra y agua. Al igual que las zanahorias, puedes cortarlos en palitos y acompañarlos con una vinagreta, jugo de limón o yogurt natural.
  • Jalea: La jalea light aporta muy pocas calorías, es la reina de los antojos nocturnos cuando estás a dieta. Puedes prepararla con fruta, considerando que el aporte calórico aumenta.
  • Almendras sin sal: Son ricas en proteínas y grasas buenas para tu salud. El problema es que son altas en calorías, por lo que no es recomendable comer más de 10 o 15 unidades.
  • Conservas de pescado: ricos en hierro y vitaminas, con un bajo aporte calórico, como el atún por ejemplo.
  • Aceitunas: ricas en aminoácidos esenciales. Puedes combinarlas con otros alimentos que se conseven en vinagre y sal como los pepinillos o cebollitas.
  • Nueces: puedes agregarle una nueces a un yogurt por ejemplo, o nueces con un pedacito de dulce de membrillo queda muy rico. Son bajas en grasas saturadas y ricas en aceites saludables para el corazón, proporcionan energía, y gracias a su aporte de hierro, tratan la fatiga y los momentos de debilidad. Al igual que las almendras, aportan muchas calorías, por lo que debes restringir la cantidad.
  • Pepino: son bajos en calorías y aportan agua y fibra. Córtalos en palitos y prepara una salsa de yogurt natural light y ciboulette para untar.
  • Tomate cherry con queso fresco y albahaca: Debo decir que es mi antojo preferido, lo preparo como brocheta y agrego un poco de pimienta negra y orégano. Si quieres menos calorías, puedes reemplazar el queso fresco por quesillo bajo en calorías.
  • Yogurt bajo en grasa: El yogur es uno de los mejores alimentos que su cuerpo puede comer , sobre todo porque equilibra las bacterias en el intestino y ayuda a la digestión. Opta por los bajos en grasas y sin azúcar.
  • Mandarinas: Las mandarinas, son para mi gusto, una excelente opción para combatir la ansiedad. Debes pelarla (toma tiempo), son pequeñas, fáciles de medir la cantidad que comes y además las vas comiendo de a poco. Como todos los cítricos, aportan sustancias prebióticas beneficiosas para el colon, te ayudan reducir el colesterol, su fibra evitará el estreñimiento y su efecto diurético, aunque ligero, potenciará la eliminación de líquidos.
  • Fruta deshidratada: Los higos, pasas, manzanas o duraznos deshidratados, tienen bastantes calorías, pero sin duda son una mejor opción dulce que comerte una barra de chocolate.
  • Manzana verde con mermelada light: este es por lejos mi antojo dulce preferido. Me encanta con mermelada de frambuesas light. Corta la manzana en palitos bien delgados y la vas untando en un poco de mermelada, la combinación de dulce y cítrico es perfecta!
  • Tortitas de maíz o arroz inflado: Son ligeras y te darán sensación de saciedad. También son muy ricas con un poco de mermelada light.
  • Cereales en forma de barrita: son un alimento equilibrado, sacian el hambre y te ayudarán a mantener la línea por su bajo aporte calórico. Prefiere productos de avena, que sean bajos en grasa, sal y calorías. Siempre lee las etiquetas de los alimentos.
  • Pimentones: Cortados en tiritas y untados en yogurt natural o hummus son deliciosos. Son una excelente opción para controlar tu apetito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.