Abdominoplastía: Cirugía para un vientre plano

abdominoplastia

La abdominoplastia es un procedimiento que tiene por objeto remodelar la zona abdominal, eliminar el exceso de grasa y de piel, e incluso puede incluir el reforzamiento de los músculos de la pared abdominal. Se realiza en hombres y mujeres, aunque el porcentaje de mujeres que se realiza este procedimiento es mayor, debido a los embarazos.

Existen diferentes técnicas de abdominoplastia, generalmente tiene tres etapas, primero se liposuccionan de depósitos de grasa, luego se elimina el exceso de piel para tratar la distensión cutánea y tensado de la piel (lifting cutáneo). Se finaliza fortaleciendo los músculos abdominales, uniendo y reforzando los músculos rectos del abdomen.

Tipos de Abdominoplastia

Existen dos tipos de abdominolastía, cuando el problema de piel y grasa a remover es leve, la incisión es más pequeña, es llamada Abdominoplastia Parcial. Cuando el problema es más severo, la incisión se realiza de cadera a cadera, es necesaria la extirpación de piel y se debe recolocar el ombligo, es llamada Abdominoplastia general. El procedimiento puede durar entre una a  dos horas, en la abdominoplastia parcial y de dos a tres horas, en la  abdominoplastia general. Si el doctor lo recomienda, esta intervención puede combinarse con la liposucción para conseguir mejores resultados

Exsisten varias técnicas de abdominoplastia, cuál se use dependerá de las condiciones y estructura del abdomen y de cada doctor:

  • Abdominoplástia clásica: es la más usada, donde la cicatriz queda en la zona inferior del ombligo de lado a lado del abdomen.
  • Abdominoplástia vertical: se usa cuando existen cicatrices verticales en el abdomen,  se aprovechan cicatrices previas a la abdominoplastia y quedan  disimuladas en la misma zona.
  • Abdominoplástia invertida: se realiza dejando una incisión horizontal en la base del pecho  del paciente, normalmente esta técnica se usa en mujeres en las que se quiere utilizar el exceso de piel para practicar  una reconstrucción mamaria.

¿Para quién es está indicada esta cirugía?

  • Hombres y mujeres que han sufrido bruscos cambios de peso, y como consecuencia tienen exceso de piel sobrante.
  • En mujeres después del embarazo
  • Personas con obesidades moderadas que han perdido la elasticidad de la piel y quieren recuperarla.
  • Cuando hay en la zona del abdomen extrema flacidez y presencia de estrías.

Antes de la operación

Es importante que antes de someterse a una cirugía de esta envergadura tengas claros los riesgos asociados, el largo proceso post operatorio y sobre todo tener expectativas reales del resultado. También es importante que comuniques a tu doctor cualquier remedio que estés tomando y si fumas. Antes de entrar a pabellón no puedes estar con un resfrío ni tener alguna infección y es recomendable dejar de fumar las semanas previas para mejorar la cicatrización.  Si estás pensando en someterte a esta intervención, te invito a leer el post “Factores a tener en cuenta antes de realizar una cirugía plástica”

Las cicatrices 
Las cicatrices requieren de un año para su maduración, durante este tiempo, el uso de filtro UV resulta fundamental. La primera cicatriz se encuentra de manera transversal extiende justo por encima del hueso púbico y puede ser ocultada. La segunda cicatriz tiene forma circular y quedará alrededor del ombligo (en el caso de la abdominoplastia con transposición umbilical).

El postoperatorio
El dolor es moderado, va a depender de la tolerancia de cada persona, se calma con analgésicos. En los primeros días luego de la intervención, la zona abdominal estará hinchada y morada. Luego de una a tres semanas, puedes retomar tus actividades normales evitando el ejercicio hasta que tu doctor lo permita. Se debe usar fajas de compresión durante varias semanas y en la mayor parte de los casos se aplican drenajes sobre la herida. El resultado final de la operación se puede ver luego de tres a seis meses. Es necesario un control y tratamiento post operatorio. Si se utilizó anestesia local, no es necesario quedarse en la clínica, en cambio si fue anestesia general la indicación es hospitalización de uno a dos días.

Riesgos y Contraindicaciones

Todos estos riesgos y efectos secundarios presentan una baja frecuencia, ya que la operación suele ser segura. Tanto con abdominoplastia como para otras intervenciones, siempre es necesario seguir los consejos de tu doctor al pie de la letra para evitar posibles complicaciones. Los posibles riesgos de esta operación son:

  • El riesgo de infecciones en la operación es bajo, pero aumenta al no cuidar las heridas de manera adecuada.
  • Puede existir flebitis, embolia pulmonar, hematoma, derrame linfático, necrosis de la piel, dolor de cabeza,  alteraciones cardíacas y neurológicas.
  • Pueden haber defectos o resultados asimétricos o posicionamiento incorrecto del ombligo.
  • Sangrado de las heridas, si se produce una hemorragia  postoperatoria.
  • Mala cicatrización de las heridas, que impliquen sensibilidad, hematomas, dolor o inflamación. Incluso hay casos en los que la piel circundante muere y es necesario removerla quirúrgicamente y ser reemplazada por un injerto. También se puede dar que la cicatriz quede visible al no sanar de manera adecuada.
  • Coágulos de sangre, propios de cirugías que duren más de 30 minutos.
  • Alteración temporal de la sensibilidad abdominal
  • Inflamación y ligeros pinchazos.
  • Seromas: Es la acumulación de líquido entre la capa muscular y el pliegue de piel y puede ser la causa de una infección. Para evitarlo se colocan drenajes que faciliten la salida de líquido.

¿Para quiénes NO está indicada esta intervención?

  • Esta cirugía no se recomienda para personas obesas, si para ex obesos que tienen piel sobrante.
  • Si estás en un plan de baja de peso, es necesario esperar a bajar los kilos que necesites antes de operarte.
  • No se debe hacer abdominoplastia si quieres ser mamá, ya que la piel se volverá a estirar y en muchos casos no quedará piel para soportar el estiramiento. Espera a tener los hijos que quieras y luego opérate.
  • Si te haz sometido a otras cirugías en la zona abdominal no es recomendable.
  • Personas con problemas de circulación sanguínea, infecciones activas, problemas de coagulación, debilidad del sistema inmunitario o mala cicatrización no se recomienda esta intervención.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Menu Title